INTERNACIONAL
04/04/2018 9:36 AM CDT | Actualizado 04/04/2018 9:43 AM CDT

Por todos los medios, Trump intensificó esta semana sus medidas contra la inmigración

El presidente estadounidense amenazó con terminar el DACA y quiere enviar militares a la frontera.

Ha sido una semana muy movida en la Casa Blanca en materia de inmigración. El presidente estadounidense Donald Trump amenazó con retirar su apoyo a un acuerdo que evitaría la expulsión de miles de inmigrantes de la deportación, y su administración ha reforzado varios procesos destinados a mantener a la gente fuera del país.

Estas son algunas formas en que la administración de Trump ha socavado la inmigración a Estados Unidos, tan solo en los últimos días.

Trump sugiere que el DACA está muerto

"No más acuerdo sobre el DACA", tuiteó Trump el domingo, en referencia al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), un programa que otorga estatus legal a los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños, alejándolos de la amenaza de la deportación.

Trump anunció la suspensión del programa en septiembre, pero después se retractó diciendo que apoyaría el programa siempre y cuando obtuviera apoyo de los demócratas para otras de sus propuestas. Eso aún tiene que suceder, pues hay un estancamiento en el Congreso sobre las negociaciones de DACA.

"Mucha gente está viniendo porque quieren aprovecharse del DACA. Los demócratas lo hicieron estallar", dijo Trump a un reportero el domingo.

Twitter: @realDonaldTrump

"Los agentes de la patrulla fronteriza tienen prohibido hacer su trabajo correctamente en la frontera por las ridículas leyes liberales (demócratas) como la de Captura y Libera. Se pondrá más peligroso. Las caravanas (de migrantes) vienen. Los republicanos deben ir a la Opción Nuclear para hacer pasar leyes estrictas ahora. No más acuerdo sobre el DACA".


Trump amenaza con desplegar tropas en la frontera con México

La Casa Blanca dijo el martes que las tropas de la Guardia Nacional podrían dirigirse a la frontera entre Estados Unidos y México para combatir la afluencia de inmigrantes, droga y violencia de las bandas.

"Vamos a resguardar nuestra frontera con los militares hasta que tengamos un muro y seguridad apropiada", dijo Trump a reporteros más temprano, destacando la "caravana" de buscadores de asilo que ha transitado desde Honduras hasta México en los días recientes. Trump ha amenazado a Honduras y México para que tomen medidas para pararar la caravana antes de que alcance Estados Unidos.

En el pasado, la Guardia Nacional ha asistido con vigilancia e inteligencia en la frontera, pero nunca con aplicación de la ley.

"Es un gran paso. Nosotros no hemos hecho esto antes, o realmente no mucho antes", dijo Trump.

Twitter: @realDonaldTrump

"La gran Caravana de gente desde Honduras, ahora viniendo a través de México, guiándose por nuestra frontera con "Leyes débiles", debe ser detenida antes de que llegue aquí. La gallina de los huevos de oro llamada TLCAN está en juego, así como la ayuda externa a Honduras y los países que permiten que esto pase. El Congreso debe actuar ahora".

El miércoles, Trump desempolvó su repetido reclamo de que los inmigrantes llevan el crimen a Estados Unidos, a pesar de que las tasas de delincuencia en los no ciudadanos son consistentemente bajas. En la mañana, en un tuit amenazó con "acción fuerte" a más tardar el miércoles, sin ofrecer detalles.

Twitter: @realDonaldTrump

"Nuestras leyes en la frontera son muy débiles mientras en México y Canadá son muy estrictas. El Congreso estadounidense debe cambiar esta era Obama, además de leyes AHORA. Los demócratas se interponen en nuestro camino -quieren que la gente ingrese a nuestro país sin control... ¡CRIMEN! Tomaremos medidas más fuertes este día".

El Departamento de Justicia impone cuotas a los jueces de inmigración

El Departamento de Justicia calificará a los jueces de inmigración basados en el número de casos que cierran desde el primero de octubre, según un correo revelado el viernes. Los jueces deberán procesar un mínimo de 700 casos anualmente para recibir una calificación máxima satisfactoria.

El cambio en la política encaja con el empuje del fiscal general Jeff Sessions para recortar una acumulación masiva y acelerar las deportaciones, causando preocupación entre algunos jueces que temen que un énfasis en la cantidad sobre la calidad perjudicará el proceso.

"Estamos increíblemente preocupados porque los jueces no deberían sentir una presión excesiva para deshacerse de estos casos rápidamente en un esfuerzo por gestionar el enorme retraso", dijo Laura Lynch, asesora principal de política de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, a The Daily Beast. "Estamos muy preocupados de que los casos se apresuren a través del sistema y el debido proceso sea eludido con estas nuevas cuotas".

La Casa Blanca propone leyes de asilo más estrictas

La Casa Blanca dijo el lunes que estaba empujando por una nueva legislación para hacer más difícil para la gente buscar asilo en Estados Unidos, sin dar pormenores. El Departamento de Justicia abolió el mes pasado una disposición que otorgaba a los solicitantes de asilo una audiencia completa ante un juez, que los funcionarios calificaron como necesaria para reducir la acumulación de casos de inmigración.

"Este artículo se publicó originalmente en la versión estadounidense, HuffPost US.