MÉXICO
04/04/2018 6:48 PM CDT | Actualizado 04/04/2018 8:19 PM CDT

Peña Nieto no se adelantará a decir nada hasta que Trump defina sus intenciones en la frontera

Las decisiones del presidente de EU están llevando la tensión al límite, por lo menos fronterizos.

Edgard Garrido / Reuters

La movilización de personal militar a la frontera sur de Estados Unidos, en los límites con México ha creado una nueva cascada de declaraciones.

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Interna, dio a conocer que se desplazarán fuerzas de la Guardia Nacional a las regiones fronterizas para impedir el ingreso de inmigrantes a Estados Unidos.

Durante la tarde de este miércoles, el presidente de México, Enrique Peña Nieto declaró acerca de este emplazamiento de fuerzas castrenses en áreas próximas al límite de ambos países.

"El posicionamiento del gobierno de la República se fijará con toda claridad a partir del esclarecimiento que haga la autoridad norteamericana (estadounidense) y será a través de la cancillería que el gobierno de México estará fijando una posición muy clara frente a cualquier determinación que tome el gobierno de los Estados Unidos", declaró Peña Nieto tras nombrar al nuevo titular de Sagarpa, Baltazar Hinojosa.

"Todavía no ha ocurrido, y lo que eventualmente ocurra, evidentemente ante el esclarecimiento que el gobierno de México ha solicitado ante la autoridad norteamericana, por estos postulados".

"Esperemos a que llegue el momento, esperemos a cual sea la definición, el esclarecimiento que nosotros tengamos, es nos dará pauta a tener una posición respecto a esta decisión", puntualizó.


La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que este miércoles el secretario Luis Videgaray Caso sostuvo una conversación con la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, quien informó las razones sobre la decisión de desplegar a la Guardia Nacional en la frontera.

A través de un comunicado, la dependencia detalló la forma en que Estados Unidos realizará el despliegue de las tropas en la frontera con nuestro país.

  1. La guardia Nacional únicamente realizará labores de apoyo al Departamento de Seguridad Interior.
  2. Los elementos de la Guardia Nacional no portarán ni armas ni realizarán funciones de control migratorio o aduanero.
  3. Se trata de un despliegue de la Guardia Nacional de características comparables a los que tuvieron lugar en 2006, durante la administración del presidente George W. Bush, con la operación Jump Start, y en 2010, durante la administración del presidente Barack Omaba, con la operación Phalanx.

La dependencia destacó que "en todas las comunicaciones sobre la materia, el gobierno de México ha expresado al gobierno de Estados Unidos que, si el anunciado despliegue de la Guardia Nacional se tradujera en una militarización de la frontera, ello dañaría gravemente la relación bilateral".