NEGOCIOS
02/04/2018 8:49 AM CDT | Actualizado 02/04/2018 8:54 AM CDT

El contraataque de China a Trump: más impuestos

Crece la tensión.

El presidente de EU Donald Trump y la primera dama estadounidense Melania visitan la Ciudad Prohibida con el presidente de China, Xi Jinping, y la primera dama de China, Peng Liyuan, en Beijing, China, el 8 de noviembre de 2017.
REUTERS
El presidente de EU Donald Trump y la primera dama estadounidense Melania visitan la Ciudad Prohibida con el presidente de China, Xi Jinping, y la primera dama de China, Peng Liyuan, en Beijing, China, el 8 de noviembre de 2017.

Ante el primer disparo de misil comercial lanzado por Donald Trump, el gobierno de China contraatacó con el mismo armamento: más impuestos.

China fijó hoy aranceles adiciones de hasta 25% a 128 productos estadounidenses como vino, carne de cerdo, frutas y nueces, en respuesta a los impuestos del 25% al acero y aluminio que el presidente estadounidense emitió contra ese país hace dos semanas.

Aunque China ya había anunciado que fijaría nuevos impuestos a EU, fue hasta hoy que los aranceles adicionales entraron en vigor, informó el Ministerio de Finanzas del país asiático. Entonces se calculaba que los nuevos impuestos de China sumarían 3 mil millones de dólares en bienes estadounidenses.

Además, el Ministerio de Comercio de China dijo que suspenderá sus obligaciones con la Organización Mundial del Comercio (OMC) para reducir los aranceles sobre 120 productos estadounidenses, incluida la fruta. Las tarifas de esos productos se incrementarán en un 15% adicional.

"La suspensión por parte de China de sus concesiones arancelarias es una acción legítima adoptada bajo las normas de la OMC para salvaguardar los intereses chinos", dijo el Ministerio de Finanzas del país.

China impuso los aranceles en medio de una creciente tensión comercial entre Beijing y Washington, que ha desatado el temor a una disputa comercial en toda regla entre las dos mayores economías del mundo.

Más disparos comerciales

Pero la lluvia de misiles comerciales entre China y Estados Unidos podría continuar, lo que probablemente aumentará las tensiones entre las dos principales economías mundiales.

Se prevé que esta semana el gobierno de Donald Trump presente aranceles a la importación de productos chinos, un movimiento con el que Washington pretende castigar a Beijing por su política de transferencia tecnológica.

La lista, que afectará a importaciones anuales de entre 50 mil y 60 mil millones de dólares, tendría como blanco a productos "principalmente de alta tecnología" y podría tomar más de dos meses antes de que las tarifas entren en vigor, dijeron funcionarios gubernamentales a Reuters.

Los aranceles están destinados a forzar cambios en las políticas gubernamentales chinas que, según el Departamento de Comercio, resultan en la transferencia "antieconómica" de la propiedad intelectual estadounidense a compañías chinas.

Con información de Reuters.