ESTILO DE VIDA
30/03/2018 5:16 AM CST

El remedio para el dolor de espalda

“Si no te gusta el yoga, no tiene caso empezar a hacer yoga”.

Ya sea por estar sentado todo el día en un escritorio, cargar mucho peso en una construcción o andar apurado corriendo hacia la escuela, la mayoría de nosotros sufrirá dolor de espalda en algún punto de la vida.

Sin embargo, un estudio reciente publicado en The Lancet sugiere que es posible que muchas personas no estén recibiendo el mejor consejo posible cuando buscan ayuda médica para su problema. Con frecuencia los analgésicos y el descanso surten poco efecto para ayudar al dolor de espalda, argumentan los especialistas. En cambio, la mejor manera de aliviar la mayoría de los casos de dolor de espalda es mantenerse activo.

Getty Images/iStockphoto

Esta también es la clave principal para prevenir que siquiera comience a dolerte la espalda.

Tanto Ashley James, vocera de la Sociedad Colegiada de Fisioterapia del Reino Unido (CSP) y el Dr. Steve Iley, director médico en Bupa UK, refieren que el ejercicio de manera regular es una de las cosas más importantes que puedes hacer para mantener una espalda saludable.

"Tener un tronco fuerte puede ayudar mucho a sostener tu espalda. Desarrollar fuerza en los abdominales y en los músculos de la espalda alivia un poco la presión sobre tu espalda baja y previene la posibilidad de daño permanente, ayuda a corregir cualquier problema de postura o previene que el dolor de espalda ya existente empeore", le dice el Dr. Iley al HuffPost UK.

"El yoga y el pilates son una muy buena manera de desarrollar músculos y aliviar presión en la espalda, además de que ayuda a calmar la tensión existente. Desarrollar fuerza y flexibilidad puede aliviar el dolor de espalda y mejorar la movilidad".

Mientras que James está de acuerdo con que el yoga y el pilates traen beneficios, apunta que la estabilidad del tronco es el principio y el fin de la prevención del dolor de espalda" y que hay otros tipos de ejercicio, desde caminar y nadar, hasta jugar y futbol y bailar en medio de tu cocina, que son igual de buenos.

"De hecho, no está comprobado que ningún ejercicio sea mejor que el otro", le dice al HuffPost UK. "La mejor forma de actividad física para prevenir el dolor de espalda es una que disfrutes, porque eso es a lo que vas a tener que aferrarte. Trata de encontrar algo con lo que puedas comprometerte a hacer de manera regular. Si no te gusta el yoga, no tiene caso empezar a hacer yoga".

Así como hacer ejercicio planeado, James dice que mantenerse activo durante el día con movimientos pequeños puede ser la clave para evitar que se forme tensión en la espalda y los hombros, especialmente si estás atado al escritorio. "Trata de no permanecer sentado en la misma posición por mucho tiempo", dice. "Muévete un poco y de manera regular; si tienes oportunidad, levántate cada 15 minutos, muévete alrededor de tu escritorio, sacúdete un poco y vuelve a sentarte".