ESTILO DE VIDA
29/03/2018 5:30 AM CST

11 sorprendentes razones por las que siempre te sientes cansado

Desde problemas de salud hasta hábitos y estilo de vida.

Si eres de las personas que necesita una cantidad infinita de tazas de café para aguantar un día entero de trabajo, créeme, no eres la única.

Estar exhausto va de la mano con el ritmo de nuestra cultura. Una encuesta reveló que el 76 por ciento de los estadounidenses se sienten cansados muchos días de la semana. Hasta Google supone que todos estamos cabeceando sobre nuestro teclado: solo ingresa "¿por qué estoy...? en la barra de búsqueda y al instante se completa automáticamente con "tan cansado".

"En mi oficina es común escuchar quejas sobre fatiga", menciona Dana Corriel, una pasante. Pero las largas noches de Netflix no son necesariamente las culpables, ni dormir es siempre la solución.

Dado que es un síntoma general, la fatiga es resultado de muchas enfermedades, afirma.

A continuación, los expertos en salud desglosan cuáles podrían ser las causas de tu cansancio, que van desde problemas médicos hasta factores de estilo de vida:

  1. No estás durmiendo bien.

No se trata solo de cantidad de tiempo dormido, sino también de calidad. La falta de sueño probablemente sea la causa principal del cansancio constante en los estadounidenses, según Noah Siegel, especialista en medicina del sueño en el Hospital del ojo y el oído de Massachusetts de la Universidad de Harvard.

Dormir de siete a ocho horas es el requerimiento mínimo para adultos, pero incluso si estás en la cama durante ese periodo (o más), puede que no tengas el sueño reparador y revitalizante que necesitas, dice.

"Muchos pacientes vienen y me dicen que pasan 9 horas en la cama, pero que aún así se despiertan con sueño", dijo Siegel. ¿Quién es el culpable? Las interrupciones ambientales como la luz azul de las pantallas; ruido ambiental, temperaturas altas o bajas, un colchón incómodo, mascotas o niños inquietos en la cama son los culpables, agrega.

Plan de acción: Hay muchas maneras de mejorar la calidad de tu descanso, dice Siegel. Trata de llevar un horario fijo de sueño, bájale a la cafeína y alcohol, mantén fresca tu habitación y evita las pantallas antes de dormir. Para más tips, checa esta formas de combatir la falta de sueño.

2. Podrías tener apnea del sueño.

La apnea del sueño, un desorden que causa respiración superficial o incluso pausas al respirar, también puede perturbar tu sueño y afectar la calidad de tu descanso. Proviene de una vía respiratoria parcialmente bloqueada. Esto lo pueden causar las amígdalas crecidas, una vía de aire muy pequeña, el sobrepeso o las alergias.

Plan de acción: Para tratar apnea del sueño se tiene que abrir la vía aérea localizada atrás de la tráquea. La manera más efectiva es un dispositivo médico llamado CPAP, que insufla aire forzado para mantener la tráquea abierta, señaló Siegel. Otras opciones incluyen procedimientos quirúrgicos para extirpar bloqueos y ampliar la vía aérea, así como aparatos bucales, apuntó. Perder peso, dormir de lado y evitar el alcohol también puede ayudar.

  1. Tus niveles de hierro están bajos.

"Los niveles bajos de hierro afectan la cantidad del oxígeno que alcanza tus tejidos y los priva de la energía que necesitan", apunta Corriel.

Generalmente una deficiencia de hierro viene acompañada por anemia, pero los pacientes también pueden sentirse cansados y tener niveles bajos de hierro sin presentar un cuadro anémico. Entre otros síntomas de falta de hierro, se encuentran la palidez, uñas quebradizas y piel seca; dolores de cabeza y mareos; dolor de pecho y dificultad para respirar, manos y pies fríos, inflamación y dolor de lengua, antojo inusual de hielo, tierra o almidón, señala Madeline Basler, nutrióloga de Nueva York.

Plan de acción: consume alimentos ricos en hierro. Si eres omnívoro, come ostras, almejas, aves y carne roja. Tu cuerpo absorbe mejor las sustancias animales que las vegetales, apunta Basler, pero los vegetarianos y veganos pueden disfrutar de productos vegetales como las alubias, espinacas, lentejas y cereales fortificados.

  1. Deficiencia en vitamina B12

"La vitamina B12 es una vitamina esencial que se encuentra en la carne, el pescado, aves, huevo y leche", señala Corriel. Por esta razón, algunos vegetarianos, en especial los veganos, tienden a tener deficiencia en esta vitamina. La B12 es necesaria para el funcionamiento correcto y el desarrollo del cerebro, los nervios, las células de sangre y otras partes del cuerpo.

Plan de acción: Hay varios métodos para reabastecerse de B12, pero los más populares se suministran de manera oral o por inyección, afirma Corriel.

  1. Estás comiendo demasiada azúcar.

Aunque el cuerpo necesita cierta cantidad de azúcar para obtener energía, ingerir demasiados azúcares refinados puede provocar consecuencias indeseables, como aumento de peso, enfermedades crónicas y, por supuesto, eso temibles "bajones de azúcar" que afectan tu humor y niveles de energía, señala la psiquiatra Dion Metzger, de Atlanta.

Plan de acción: La proteína es el antídoto para dichos bajones, pues ayudan a estabilizar tus niveles de azúcar en la sangre y prevenir los picos y bajas de energía. Trata de incluir más vegetales, proteínas elevadas y comida baja en grasa en tu dieta, señala Metzger, y menos comida frita y cosas dulces entre comidas, como galletas, pastel y donas.

Sin embargo, no deberías dejar completamente los carbohidratos. "Los carbohidratos se convierten en glucosa, que es la fuente de energía preferida de tu cerebro", agrega Bassler. Solo asegúrate de elegir los que sean de granos enteros.

  1. Podrías tener depresión.

La fatiga, junto con los cambios en los hábitos de sueño, es uno de los síntomas principales de la depresión, de acuerdo con Metzger. Otros signos de depresión incluyen sentirse desmotivado, no disfrutar las cosas que antes te divertían y sentir desesperanza.

Plan de acción: Habla con tu médico si sospechas que estás deprimido. Cuando te diagnostican depresión, puede tratarse con métodos como ejercicio, técnicas de relajación, masaje, terapia conductista cognitiva, y con medicamentos como los ISRS y otros.

  1. Podrías tener hipotiroidismo

La tiroides es una glándula con forma de mariposa en la base del cuello que produce hormonas para regular el metabolismo. Si los niveles de hormona tiroidea están bajos, puedes sufrir fatiga, apunta Corriel. Otros signos de disfunción tiroidea incluyen sentir frío, sentirse decaído, constipación, piel seca, uñas quebradizas y cambios en el cabello.

Plan de acción: Un simple estudio de sangre puede determinar si tus niveles tiroideos están bajos, dice Corriel. El tratamiento habitual incluye una dosis diaria de hormona tiroidea sintética, que imita la hormona natural de tu cuerpo.

  1. No haces suficiente ejercicio

Puede que no gastes mucha energía tirado en un sillón, pero irónicamente, la falta de movimiento puede disminuir mucho más que otras cosas tus niveles de energía.

"Llevar una vida sedentaria muchas veces puede conducir a sentir fatiga", dice Corriel. "Nuestro cuerpo necesita movimiento, y la inactividad física afecta de manera negativa nuestros músculos y nuestro bienestar emocional".

Plan de acción: "El ejercicio aeróbico vigoroso ayuda a la buena calidad del sueño y además, un buen descanso mejorará nuestro desempeño físico y mental", dice Siegel. El experto sugiere 30 minutos de ejercicio aeróbico seis días a la semana.

  1. Tus hormonas están descontroladas

Un bajo nivel de testosterona en hombres puede causar sensaciones de cansancio, apunta Siegel. Los bajos niveles de cortisol pueden llevar a hombres y mujeres a la fatiga. Las mujeres con niveles elevados de estrógeno y niveles bajos de progesterona pueden presentar agotamiento y mal humor, comparte Alisa Vitti, nutrióloga integral, autora de WomanCode y fundadora de FLOliving.com.

Plan de acción: Visita a tu médico para hacerte un examen (usualmente por medio de sangre o saliva), que puede ayudarte a determinar tu tratamiento.

  1. Podrías tener trastorno afectivo estacional.

Si tiendes a sentirte más triste en los meses de invierno, no es ninguna coincidencia. Las personas con TAE presentan síntomas depresivos, incluyendo fatiga, a causa de la falta de luz en los días invernales, dice Siegel.

Plan de acción: Cajas de luz, como esta lámpara de LED, pueden ser muy útiles para tratar los síntomas de TAE.

11. Podría ser diabetes.

Si tienes diabetes tipo 2, puede que experimentes fatiga junto con otros síntomas, tales como aumento de micción y sed, tener hambre, visión borrosa y piel seca, apunta Corriel.

Plan de acción: Visita a tu médico para hacerte estudios de diabetes, usualmente es una prueba en ayunas de niveles de azúcar en la sangre.

Últimamente, así como con todos los problemas de salud, es mejor revisar con tu médico de cabecera si estás lidiando con fatiga crónica y te sientes más cansado de lo normal.

"La clave para encontrar el diagnóstico correcto es visitar a un profesional calificado, como tu médico de confianza, que te asesorará para encontrar la causa", indica Corriel.