NEGOCIOS
28/03/2018 4:00 AM CST | Actualizado 28/03/2018 6:41 AM CST

¿Qué es la declaración anual?, para 'dummies'

Es hora de que te regresen un poco de dinero.

Daniel Becerril / Reuters

En marzo las personas morales tienen que pagar impuestos; en abril, es el turno para las físicas. Pero, ¿qué significa esto?, ¿cómo se come?, ¿cómo sé qué soy yo?

Es un dolor de cabeza, el estómago se revuelve y, seguro, te viene a la cabeza la imagen de cuando eras niño y no te preocupabas por estas cosas de "adultos". Para de sufrir, nosotros te ayudamos a aclarar tu mente y que este asunto no se convierta en un dolor de muelas.

Comencemos por lo básico, ¿quiénes son las morales y las físicas?

Las personas morales son todas las entidades a las que se les denomina sociedades o asociaciones. Por ejemplo, cuando veas que una empresa firma con un S.A. de C.V., eso se traduce a Sociedad Anónima de Capital Variable, éstas entran en esta casilla. También las sociedades civiles o asociaciones civiles, que fungen como un despacho o aquellos que prestan servicios profesionales.

Son las morales las que tienen que hacer su declaración hasta el 31 de marzo. (Ajá, ya se acabó el tiempo).

Edgard Garrido / Reuters

Entonces, ¿quiénes son las físicas?

¿Trabajas por tu cuenta?, rentas arrendamientos, enajenas bienes; vendes casas y edificios, entre otras. Entonces eres una persona física.

Platicamos con la contadora Cinthya García para que nos explicara paso por paso cómo debes realizar tu declaración anual. "En el comercial te lo pintan muy fácil, pero lo mejor que uno puedes hacer es contratar a un contador", recomendó.

Lo primero que debes tener en cuenta es que en la declaración anual no se presenta el IVA, sino el ISR (impuesto sobre la renta). Este se calcula de acuerdo con tres tablas de rango de ingresos: la mensual, bimestral y trimestral. El cálculo se hace mensual y los impuestos son acumulativos.

Para comprender esta parte con manzanas, García lo explica con una tabla.

A una persona física se le califica con dos tablas: una mensual y otra anual. Dependiendo de cuánto gana mensualmente, es el impuesto.

Los impuestos que debe pagar una persona física oscilan entre el 1.92% y 35%. Si crees que es mucho, estás en lo correcto. Para que te des una idea, una moral tiene como tope el 30%.

"Por supuesto conviene ser moral", sentenció García.

Jose Luis Gonzalez / Reuters

La importancia de hacer tu declaración anual

En diciembre, como explicó la contadora, una persona física y moral ya le pagó los impuestos al SAT. Pero es en abril cuando puedes recuperar dinero.

"En la declaración anual te dan oportunidad de deducir gastos que no hiciste en todo el año. Por ejemplo, los gastos médicos, hospitalarios, funerarios, si hiciste algún donativo; tu seguro de vida o gastos médicos; aportación a la Afore y también si tienes un crédito hipotecario. Incluso las colegiaturas y el transporte escolar", explicó la experta.

Y ahora qué

Si estás al corriente en tus obligaciones fiscales, tendrás los elementos para presentar tu declaración anual sin contratiempos.

Para lograrlo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recomienda los siguientes pasos:

  1. Imprime la bitácora de información básica y anota en ella cada mes tus ingresos y gastos.
  2. Solicita factura de las compras o gastos que realices.
  3. Presenta puntualmente tus pagos mensuales.

¡Listo! Si eres persona físca, tienes todo abril para presentar tu declaración anual.

Quienes reciben ingresos únicamente por salarios o salarios más intereses nominales hasta por 20 mil pesos quedan exentas de presentar la declaración anual, o pueden presentarla en cualquier momento del año.

Es importante destacar que una devolución se realiza de manera automática si es igual o menor a 50 mil pesos; si el saldo a favor manifestado excede este monto o se trata de personas físicas que obtuvieron ingresos derivados de bienes o negocios en copropiedad, sociedad conyugal o sucesión, se puede solicitar con firma electrónica a través del Formato Electrónico de Devoluciones.