ESTILO DE VIDA
25/03/2018 5:30 AM CST

11 señales sutiles de que puedes estar atrapada en una relación de abuso

No dejes que estas señales se pierdan en el radar.

Es fácil reconocer el abuso físico, pero el abuso emocional en una relación puede ser más insidioso y difícil de identificar por parte de miembros de la familia, amigos e incluso las propias víctimas.

"A diferencia del abuso físico o sexual, existen sutilezas en el abuso emocional", dice Lisa Ferentz, trabajadora social clínica y educadora especializada en trauma. "Es más confuso para las víctimas, ya que se puede esconderse bajo comportamientos que en un principio pueden percibirse como de 'protección'".

Al inicio de una relación, el que abusa puede parecer atento y amable. Ferentz explica que este es un período de buen comportamiento que forma parte del "proceso para acicalar" del abusador.

diego cervo
Las cicatrices del abuso emocional pueden no ser visibles, pero el efecto que tiene en la víctima es traumático.

Hemos normalizado el sexo doloroso, y eso es un problema

"Al hacerlo, se ganan la confianza de las víctimas, lo que las vuelve vulnerables a abusos subsecuentes", explica.

El abuso emocional que se utiliza para ganar poder y control en una relación puede presentarse de muchas formas, incluyendo pero no limitándose a: insultos, críticas, amenazas, gaslighting (hacer creer a una persona que no se acuerda de lo que sucedió), ridiculizar, avergonzar, intimidar, maldecir, burlarse, ignorar, mentir, minimizar.

Las cicatrices del abuso emocional pueden no ser visibles, pero el efecto que tiene en la víctima es traumático. Las personas que han sufrido abuso emocional pueden experimentar más adelante en su vida: ansiedad, depresión, dolor crónico, estrés postraumático, y problemas por abuso de sustancias.

En un esfuerzo para entender el abuso emocional, pedimos a seis expertos que compartieran algunas de las que consideran señales sutiles de advertencia que pudieran indicar que alguien está atrapado en este tipo de relación tóxica.

1.Lo tratas con pinzas para evitar decepcionar a tu compañero.

"Lo adivinas y lo lees entre líneas, esto significa que ya internalizaste el comportamiento sutilmente abusivo para que tu pareja no tenga que hacerlo abiertamente". Steven Stonsny, psicólogo y autor de Love Without Hurt (Amor sin dolor)

2. Tu pareja recurre al gasligthting para mantener el control de la relación.

"Tu pareja habla por ti, niega o cambia las cosas como son, para poder apuntalar la percepción de la forma en que ve las cosas. Las formas más comunes de hacer esto son: 'No te acuerdas bien', 'Yo nunca dije eso', o 'Nunca dije eso'. Podrían estar infiriendo que lo que tu dices no tiene sentido o de que ves las cosas de manera equivocada, aunque no sea así. Debido a que con el tiempo estas respuestas pueden crear dudas sobre uno mismo, es más probable que le sigas la corriente a tu pareja con sus distorsiones. Con el tiempo, la duda provoca la pérdida de confianza en la percepción y la opinión que uno tiene de las cosas, y esto permite que tu pareja conserve sobre ti el control que quiere". Carol A. Lambert, psicoterapeuta y autora de Women with Controlling Partners (Mujeres con parejas controladoras).

Getty Images/iStockphoto
El uso de gaslighting es hacer creer a una persona que no se acuerda de lo que sucedió, otra manera de manipular a la pareja.

3. Tu pareja necesita que todo el tiempo le llames y le avises en dónde estás y con quién estás.

"Lo que parece una preocupación genuina es una forma de ejercer abuso emocional para estar en control total vigilando la agenda de su pareja. Los textos para 'checar' varias veces al día pueden convertirse en acoso. El querer saber todo el tiempo el paradero de otra persona, además de limitar los lugares a los que puede ir o con quien, son ejemplos poderosos de abuso emocional". Lisa Ferentz, autora de Treating Self-Destructive Behaviors in Trauma Survivors: A Clinician's Guide (Tratamiento para comportamientos autodestructivos en supervivientes de trauma: guía para clínicos).

4. Tu pareja dice cosas que te lastiman pero las disfraza de "broma".

"Y cuando te quejas te dicen que sólo es una broma y que eres demasiado sensible. Hay verdad en la afirmación de que detrás de cada comentario cruel or sarcástico, siempre hay un granito de verdad". Sharie Stines, Terapeuta y consejera de relaciones especializada en recuperación del abuso.

5. Te disculpas aún cuando sabes que no has hecho nada malo.

"La gente que sufre abuso emocional llega a creer que es tonta, desconsiderada y egoísta porque su pareja siempre la acusa de esto". Beverly Engel, psicoterapeuta y autora de The Emotionally Abusive Relationship (La relación emocionalmente abusiva)

6. Tu pareja es caliente y fría.

"Tu pareja es amorosa y de repente se torna distante o inaccesible. Sin importar lo que hagas para descifrarlo, no puedes. Niegan estar retraídos, y te empieza a dar pánico, y te esfuerzas por regresar a un estado de gracia. Como no existe explicación de sus motivos para desconectarse, empiezas a culparte. Cuando esto se hace con frecuencia, una persona que es relativamente independiente se puede convertir en alguien ansioso por complacer, que es lo que tu pareja quiere". Peg Streep, autora de Daughter Detox: Recovering from an Unloving Mother and Reclaiming Your Life (Desintoxicación para hijas: cómo recuperarse de una madre sin amor y rehacer tu vida).

10 señales de que vas en dirección a un matrimonio sin sexo

7. Tu pareja se niega a reconocer tus fortalezas y minimiza tus logros.

"Las críticas y los comentarios degradantes que pueden ser menos evidentes al principio no son ataques esporádicos. En realidad se hacen con la intención de dirigirlos a tus fortalezas que son las que amenazan a tu pareja, que quiere tener el poder y el control de la relación. La forma en que tu pareja reacciona a tus logros o los sentimientos positivos dicen muchas cosas. ¿Muestra poco interés o te ignora? ¿Encuentra en lo que dices algo para minimizarte? ¿Cambia la conversación para avergonzarte o criticarte por lo que estás haciendo? Con el tiempo, cuando te enfrentas a respuestas que te lastiman, pierdes confianza en tí y en lo que haces". Lambert

8. Tu pareja retira el afecto, el sexo o el dinero para castigarte.

"O exige tu cooperación a cambio de esas cosas. Cualquier relación que se maneje con "hilos" es inherentemente problemática. El proceso para condicionar el afecto o el apoyo emocional o financiero no siempre se considera abusivo. La mayoría de la gente piensa que el comportamiento abusivo se da cuando se ejerce un daño. En este caso, es la falta de lo que una persona merece lo que hace que una relación sea de abuso". Ferentz

9. Pierdes el deseo por tu pareja.

"Esto es especialmente cierto en las mujeres, quienes necesitan que se genere confianza e intimidad con su pareja para poder sentir excitación física y emocional. Si una mujer se siente lastimada, asustada o enojada con su pareja, no se va a sentir segura cerca de él, y su cuerpo reaccionará de la misma forma". Engel

Getty Images/Gallo Images ROOTS Collection
La mayoría de las mujeres necesitan que se genere confianza e intimidad con su pareja para poder sentir excitación física y emocional.

10. Sientes lástima por tu pareja aunque te lastime.

"Las personas que abusan emocionalmente de otros son maestros de la manipulación, y tienen la capacidad de hacerte la vida de cuadritos al tiempo que te hacen sentir que es tu culpa, o cuando menos, que no pueden evitar lo que hacen por su infancia o por alguna relación pasada, y que tú los lastimaste por algo que dijiste o hiciste o por nada, y tú sientes lástima por ellos. Las víctimas de abuso emocional pasan por alto el comportamiento de los que abusan porque están excesivamente relacionados con la parte 'lastimada' del que abusa, su parte inocente, o la parte que se siente perdida, rechazada o abandonada". Stines

11. Tu pareja siempre cambia de planes para "sorprenderte" o al menos eso dice.

"Aunque el control abierto es fácil de detectar porque la gente insiste en salirse con la suya, en ejercer su poder de veto en los planes, en exigir constantemente sin discusiones, el 'control sigiloso', como lo llama el doctor Craig Malkin, que es un comportamiento relacionado con los narcisistas, es más insidioso. El control sigiloso incluye cambio de planes ya hechos, comer con amigos en un bistro, visitar amigos, o cambiar decisiones conjuntas con la intención de 'sorprenderte' con algo mejor. Obviamente, la sorpresa no es el motivo, sino controlarte sin exigir nada. Claro que te sientes halagada por sus atenciones y no te das cuenta. Con el tiempo, esto se convierte en un patrón y tus deseos y necesidades se quedan a un lado", Streep