MÉXICO
24/03/2018 12:25 PM CST | Actualizado 24/03/2018 1:27 PM CST

Los últimos días de la familia estadounidense hallada muerta en Tulum

La familia Sharp había planeado reunirse con algunos amigos en un parque acuático en la zona turística de Quintana Roo.

Reuters

El 15 de marzo, Kevin y Amy Sharp informaron a sus familiares en Iowa, Estados Unidos, haber llegado seguros a su condominio de vacaciones en Tulum, Quintana Roo, México.

Su familia no supo nada de ellos el jueves, por lo que comenzaron a preocuparse, detalló este sábado The Washington Post.

Ashli Peterson, pariente de los Sharp alertó en su cuenta de Facebook que no sabían nada de ellos, por lo que pidió ayuda para dar con alguna pista que diera con su paradero.

El viernes por la tarde, Peterson publicó una actualización en la misma red social, donde dio a conocer que la familia integrada por Kevin Wayne Sharp, de 41 años, su esposa, Amy Marie Sharp, de 38, y sus hijos Sterling Wayne Sharp, de 12 años, y Adrianna Marie Sharp, de 7, fueron encontrados muertos en el condominio de Tulum. Sus cuerpos no presentaban señales de trauma. Tenían planeado regresar a casa el miércoles.

De acuerdo al diario estadounidense, esta era la segunda ocasión que la familia viajaba a México. El pasado 14 de marzo, los Sharp volaron a Cancún, alquilaron un automóvil y condujeron hasta Tulum, donde alquilaban un condominio, según la hermana de Amy Sharp, Renee Hoyt.

La familia había planeado reunirse con algunos amigos en un parque acuático, explicó la prima de Amy Sharp, Jana Weland, a ABC News.

Reuters

"Nunca se presentaron en ese parque acuático para reunirse con ellos", dijo Weland, quien agregó no habían tenido noticias de ellos desde el día que llegaron a México y que era inusual que no publicaran fotos en sus redes sociales.

Una semana después, la familia tuvo la sensación de que algo no estaba bien. Se suponía que los Sharp regresarían a Estados Unidos el miércoles.

La familia rastreó el teléfono de Kevin Sharp usando la aplicación Find my iPhone de Apple. Sonó en México, relató Hoyt al Creston News Advertiser. El teléfono no se había movido de su ubicación desde el jueves por la mañana.

Las autopsias de los Sharp se están realizando en México, donde las autoridades locales señalaron que en las víctimas, "no hubo señales de violencia o lucha", aunque se encontraban en estado de descomposición.

Kevin Sharp era un ávido corredor de autos conocidos como el francotirador en la escena de las carreras locales.

Reuters

El diario estadounidense destacó que la misteriosa muerte de la familia se produce en medio de un aumento de alertas de viaje a Quintana Roo, donde existe un aumento en la tasa de homicidios desde 2016.

También recordó que en febrero, Milwaukee Journal Sentinel publicó una investigación que identificó más de 150 informes de viajeros que dijeron haber perdido el conocimiento o haber enfermado violentamente, después de tomar uno o dos tragos en decenas de centros turísticos mexicanos en Cancún, Playa del Carmen, Puerto Vallarta y Los Cabos. No está claro si esos turistas fueron deliberadamente drogados o se convirtieron en víctimas aleatorias de alcohol contaminado, según la investigación.