INTERNACIONAL
22/03/2018 5:11 PM CST | Actualizado 22/03/2018 7:49 PM CST

San Francisco da un paso a favor de los animales y prohíbe la venta de pieles

La prohibición de pieles en San Francisco no tiene contentos a muchos minoristas, pero organizaciones globales han mostrado su respaldo.

La venta de pieles está a una firma de ser prohibida en San Francisco después de que el Consejo de Supervisores de la ciudad aprobara, por unanimidad, una resolución el martes pasado.

El mandato, que se espera sea firmado por el alcalde San Francisco, convertiría a San Francisco en la primera ciudad importante de Estados Unidos en aprobar una ley como esa.

Desde 2013, la comercialización de pieles se prohibió en el condado de West Hollywood, California; y desde el 2017 en Berkeley, también en California.

La prohibición entraría en vigencia el 1 de enero de 2019 y no aplicará para tiendas de segunda mano ni organizaciones benéficas. Se hará válida para compras en línea de particulares y negocios dentro de la ciudad.

Las tiendas que aún cuentan con ejemplares en su inventario, tendrán hasta el 2020 para vender las prendas y accesorios de piel que se compraron o pidieron antes del día de la votación (martes 20 de marzo), de acuerdo con Fox News.

Katy Tang, supervisora de la ciudad, dio a conocer la noticia al tiempo que habló de las deplorables condiciones que los animales viven en las granja de pieles.

"Esos lugares son violentos para los animales, pues son gaseados, electrocutados, envenenados y heridos con el único propósito de crear ropa y accesorios", dijo Tang en un comunicado. "Es inconcebible que San Francisco continúe permitiendo que se vendan este tipo de productos y debemos dar el ejemplo para que otras ciudades en todo el país y el mundo se unan a nosotros".

En una publicación de redes sociales también celebró la decisión de algunos de los diseñadores más grandes de moda de no usar pieles en sus colecciones. Donatella Versace anunció la medida tan solo la semana pasada. Gucci, Giorgio Armani, Michael Kors, Jimmy Choo y Stella McCartney renunciaron a la piel anteriormente.

El proyecto de ley recibió el apoyo de Humane Society, People for the Ethical Treatment of Animals y Direct Action Everywhere.

La multa para las personas que no respeten la ley será de $500 dólares por pieza (o por día sin deshacerse del material después de 2020).