ESTILO DE VIDA
21/03/2018 5:27 AM CST

La vitamina D puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer

Niveles más altos de vitamina D se asocian con 20% menos riesgos de cáncer.

La absorción de altos niveles de vitamina D se asocia con un menor riesgo de desarrollar cáncer, según un estudio que se publicó en el British Medical Journal (BMJ).

La piel produce vitamina D como respuesta a su exposición a la luz del sol. Y aunque estudios anteriores indicaban que la vitamina D ayuda a combatir las enfermedades de los huesos, gracias a su capacidad para mantener niveles de calcio, y mantener sanos los huesos, los dientes y los músculos, este estudio reciente se refiere a otros beneficios de esta vitamina.

molchanovdmitry via Getty Images
La piel produce vitamina D como respuesta a su exposición a la luz del sol y esta te ayuda a protegerte de algunos tipos de cáncer.

Mujeres que piensan que son intolerantes al gluten podrían tener cáncer en los ovarios

Según los estudios, un mayor nivel de vitamina D se asocia con un menor riesgo, alrededor de 20%, de padecer algún tipo de cáncer tanto en hombres como en mujeres. En especial, se habla de un riesgo relativo menor, de 30% a 50%, de cáncer de hígado.

Este estudio se hizo con 34 mil hombres y mujeres japoneses de entre 40 y 69 años, a quienes se dividió en cuatro grupos dependiendo de los niveles de vitamina D.

Los investigadores monitorearon a los participantes durante un promedio de 16 años, durante el cual se registraron 3 mil 301 casos de cáncer. Los niveles más altos de vitamina se asociaron también con un riesgo más bajo, de 30% a 50%, de cáncer de hígado, y la asociación fue más evidente en hombres que en las mujeres.

Antes de este estudio, la mayoría de las investigaciones se llevaban a cabo en poblaciones europeas o americanas, y las evidencias en poblaciones asiáticas eran pocas. Las concentraciones de vitamina D y el metabolismo varía dependiendo de la etnicidad, así es que era importante descubrir si los mismos efectos se producían en poblaciones no caucásicas.

Los investigadores señalan algunas limitaciones del estudio, como por ejemplo, las cifras de cáncer en órganos específicos eran relativamente bajas. Y aunque se hicieron ajustes por diferentes factores de riesgo conocido, no se puede descartar la posibilidad de que otros factores no hubieran influido en los resultados, lo cual dificulta la elaboración de conclusiones sobre causa y efecto.

En sus comentarios sobre el estudio, Sophia Lowes de Cancer Research UK retomó este aspecto: "No queda claro si la falta de vitamina sólo refleja una mala salud en general o si se tuvo un impacto verdadero en el riesgo de cáncer".

"Si se disfruta del sol sanamente, cuidándose de las quemaduras para evitar el cáncer de piel, debería ayudar a que la gente obtuviera suficiente vitamina D en el verano".

Los autores explican que sus estudios apoyan la teoría de que la vitamina D disminuye el riesgo de cáncer, pero agregan que puede haber un límite, lo que quiere decir que no hay beneficios adicionales si se toma más allá de cierto nivel de vitamina D.

"Se tienen que hacer más estudios para revisar cuál es el nivel de concentración óptimo de vitamina D para prevenir el cáncer".