MÉXICO
21/03/2018 8:29 AM CST | Actualizado 21/03/2018 8:29 AM CST

El miedo en Guerrero: hombres ingresan a telesecundaria y rapan a 20 alumnos

Los padres de familia advirtieron que no reanudarán clases hasta que haya condiciones mínimas de seguridad.

Militares resguardan la escuela Avila Camacho de Acapulco, Guerrero, el 21 de agosto de 2017.
CUARTOSCURO/ADOLFO VLADIMIR
Militares resguardan la escuela Avila Camacho de Acapulco, Guerrero, el 21 de agosto de 2017.

Dentro del abanico de violencia que se vive en Guerrero, uno de los estados más inseguros del país, el martes fue un miedo distinto el que vivieron los alumnos y maestros de la escuela telesecundaria Cuitláhuac, en la colonia La Frontera.

Alrededor de las 9:40 de la mañana, diez hombres bajaron de dos camionetas Ford color rojo e ingresaron a la telesecundaria del municipio de Acapulco, y posteriormente comenzaron a robar dinero, celulares y a rapar a alumnas y profesoras de la escuela.

Armados con palos y ganchos, los hombres ingresaron a dos salones.

En el primero, le cortaron el cabello a todas las alumnas y a la profesora. En el segundo, únicamente le cortaron el cabello a la profesora, pero les ordenaron a las alumnas que se hincaran, según algunos testimonios recabados por la Policía Estatal y difundidos por El Universal.

Se calcula que fueron rapados 20 estudiantes de entre 13 y 15 años, según información publicada en El País.

"Los (agresores) someten a los alumnos, los obligan a hincarse y los empiezan a tusar, es decir, les empiezan a agarrar el cabello y con una tijeras, que ellos traían, les cortan el cabello. Obviamente, los niños con el pavor encima porque esperan lo peor", dijo Roberto Alvárez, el vocero de seguridad del estado de Guerrero.

Los padres de familia advirtieron que no reanudarán clases hasta que haya condiciones mínimas de seguridad en esta telesecundaria de La Frontera en la que asisten alrededor de 100 estudiantes, informó El Universal.

La violencia no da tregua en Guerrero. El año pasado, fue el tercer estado con la tasa más alta de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, con 71.57. La entidad se ubicó en la lista después del primer lugar, Colima, que tuvo 114.73, y Baja California Sur, con 103.64.

SNSP 2017, INEGI 2015