ESTILO DE VIDA
19/03/2018 5:03 AM CST | Actualizado 19/03/2018 8:59 AM CST

Así se siente el 'bullying' en el trabajo (y cómo enfrentarlo)

El 'bullying' no se limita a los niños ni a las escuelas, también ocurre en los lugares de trabajo. "Tardé meses en darme cuenta y en aceptarlo".

"Me sentía muy infeliz y estresada cada vez que llegaba un email", dijo Rachel. "Mi ansiedad crecía y crecía. Afectaba todos los aspectos de mi vida incluyendo mis relaciones personales. Sentía que caminaba todo el tiempo sobre cascarones de huevo".

Recientemente, el Parlamento de Reino Unidos está en el foco de las noticias por las revelaciones de una cultura de bullying laboral en sus oficinas, Westminster. Los trabajadores contaron a HuffPost UK su experiencia y cómo se enfrentaron al acoso. Sus testimonios cobran relevancia pues no son pocas las oficinas donde el acoso laboral es un estilo de vida.

Getty Images/iStockphoto
Acoso, bullying, laboral.

Llorar en el trabajo: cómo manejar la situación

Rachel trabajaba en un puesto senior cuando un compañero de más alto nivel en la organización comenzó a agredirla. "Sentía que algo no estaba bien. Sentía la presión y que me observaban constantemente y que me hacían muchas preguntas", dijo.

Empezó a dudar de sí misma y, aunque antes era muy segura, Rachel se volvió retraída y se alejaba de todos. Acabó con una depresión severa y con ansiedad: "Me tardé varios meses en reconocer las señales y aceptarlas".

Esta mujer de 41 años, que ahora trabaja por su cuenta, no ha sido la única persona en vivir esta experiencia. Según un reporte de 2015, casi un tercio de las personas han sido víctimas del bullying, y las mujeres más que los hombres. En casi 72% de los casos, el gerente es el que practica el acoso.

Daniel, de 36 años, de Londres, dijo que su jefe lo agredía con lenguaje "no profesional y grosero" cuando hacía su informe de desempeño y además hacía comentarios personales que no venían al caso. "Alguna vez me hizo pasar a su oficina y me hizo una pregunta", recuerda. "Cuando contesté, sólo me dijo: '¡Ay! Con un sí o un no era suficiente'."

Al igual que Rachel, Daniel narró que al principio no se dio cuenta de que lo estaban agrediendo. "Sólo pensaba que mi jefa estaba allí para hacer su trabajo", explica. "Pero cuando le pregunté sobre las posibilidades de ascenso en mi carrera, se ofendió. Por alguna razón mis cartas quedaron marcadas y los siguientes dos meses me hizo la vida imposible. Soy un adulto. Era bueno en mi trabajo, pero ella me hizo sentir una basura".

El bullying puede provocar síntomas como ansiedad, dolor de cabeza, náusea, falta de sueño, comezón en la piel, presión alta y, en casos extremos, pensamientos suicidas. En Daniel provocó sentimientos de "desánimo, de sentirse poco valorado y estrés extremo", explicó. "Fue un período oscuro. Sería difícil no sentirse mal. Yo sigo pensando en eso varios años después".

Getty Images/iStockphoto
En la mayoría de los casos, el bullying proviene de puestos altos.

Los empleadores tienen la obligación de cuidar la salud, seguridad y bienestar de sus empleados. Si te agreden en el trabajo o te das cuenta de que se practica el bullying, trata de reportarlo a tu empleador. En casos en los que el que practica el bullying es tu jefe directo, habla con recursos humanos o con un gerente de rango mayor si es que existe esa opción".

Daniel recomienda documentar todo: guardar los emails y tomar nota de los ataques verbales. Christine Pratt, de la línea de ayuda nacional en contra del bullying aconseja llevar un diario que haga referencia a las horas, fechas y circunstancias de los incidentes de bullying. "Tu diario puede convertirse en evidencia y serviría a tu empleador para realizar investigaciones", explica.

Esto es lo que los compañeros de trabajo más molestos tienen en común

Este consejo aparece en una guía de lo que se debe hacer si eres víctima del bullying en el trabajo. También te recomiendan hablar con la persona que practica el bullying, si es que te sientes capaz, para decirle que consideras que su comportamiento es inaceptable y que te gustaría que ya no lo hiciera. También puedes hablar con algún amigo del trabajo, y con tu sindicato, si hay uno.

Cómo identificar que eres víctima de bullying

Cuando Danielle, de 51 años, de Galway, estaba cerca de los 40 años, trabajaba en un "ambiente extremadamente tóxico" en el que era víctima "constante" de prácticas de bullying por parte de una de sus colegas. "Se trataba de agresiones psicológicas y emocionales y en una ocasión azotó la puerta tras de mí cuando salía de su oficina".

No se hizo nada al respecto, y Danielle dice que terminó sintiéndose invisible en su trabajo. "Aunque hablé con el jefe, sólo me dijo que le siguiera el juego y que permitiera que ella dictara el rumbo de mi trabajo, lo cual era malo para la compañía en general porque afectaba el proyecto en el que estaba trabajando", explica.

"Me embaracé cuando trabajaba allí, y yo pensaba que eran 'mis hormonas' las que me hacía ser así, es decir, una persona que trataba de cumplir con su trabajo".

A veces puede ser difícil determinar si alguien se está portando como bully, o si sólo se está poniendo difícil. Existen ciertos comportamiento asociados con el bullying que son evidentes, como gritarle a un compañero, hacer correr rumores maliciosos, o excluir a alguien de las actividades del trabajo.

Pero existen también acciones más sutiles como criticar a los compañeros aunque sean competentes, quitarles responsabilidades, o darles trabajos irrelevantes. Algunos bullies agreden a otras personas en privado o en público, detienen sus ascensos, o los empujan hacia el fracaso con sobrecargas de trabajo. El bullying puede consistir también en atacar la posición profesional o personal de alguien, o de hacer a alguien blanco constante de chistes.

Puede tomar cierto tiempo reconocer que eres víctima de bullying. Rachel dice que no se dio cuenta hasta que renunció, y cuando piensa en eso, dice que le habría gustado hablar con alguien sobre lo que estaba pasando. "Habla con alguien cercano y que pueda ser objetivo", aconsejó. "Tal vez si te alejas o ves desde afuera la situación puedas pensar mejor en ella".

Algunos nombres se cambiaron en este artículo.