POLÍTICA
18/03/2018 5:00 AM CST

En pleno 2018, el chupacabras regresa a México

En este año de elección presidencial, volvió el gran mito tras el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

GETTY IMAGES

En un año tan importante para México, en el que se celebran las elecciones más grandes y costosas de la historia, la famosa leyenda del chupacabras regresó.

En Coahuila, productores ganaderos de Coahuila creen que detrás de la misteriosa muerte de treinta borregos está nada más y nada menos queel chupacabras, aquel animal salvaje que estaba detrás de la muerte de animales en zonas rurales y que fue todo un mito durante la década de 1990.

"Los animales aparecen sin sangre. De las huellas que hemos visto, no se distingue qué animal sea", dijo un ganadero a Noticieros Televisa.

La leyenda

Como no podía ser de otra manera, esta mítica bestia nació en el continente del realismo mágico. El estadounidense Benjamin Radford, quien se dedicó a entrevistar a varios trabajadores rurales, aseguró que la primera vez que alguien vio al chupacabras fue en Canóvanas, Puerto Rico, en 1995.

Los pobladores lo describieron como una criatura bípeda, de entre 1.20 y 1.50 metros de alto, con grandes ojos, púas a lo largo de su espalda y largas garras, de acuerdo con la cadena inglesa BBC.

La criatura fue mutando de características y recorriendo otros terrenos además de Puerto Rico, hasta que algunos pobladores aseguraron haberlo visto en México en 1996.

Su "llegada" a México

Como su nombre lo indica, este animal monstruoso tenía como presa a las cabras, a las que le "chupaba la sangre", pero no se limitaba solamente a esos animales. Reportes de la época recogidos por Proceso dan cuenta de que el chupacabrastambién había atacado a caballos en Baja California; ovejas en Chihuahua; gallinas, borregos y conejos en Hermosillo; y vaquillas y becerros en Yucatán.

En una época en que el chupacabrasestaba literalmente en boca de todos, la secretaria de Medio Ambiente, Julia Carabias, tuvo que explicar que las muertes de los animales no tenían relación con seres extraños, sino que eran felinos o caninos que se veían asolados por las sequías.

El mito de Carlos Salinas de Gortari

México vivió años convulsos durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), un periodo marcado por acontecimientos económicos y políticos de importantes repercusiones para el país, como la privatización de varias empresas estatales, incluyendo la banca; el levantamiento zapatista el 1 de enero de 1994 al entrar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; una de las mayores crisis económicas de la historia; así como los asesinatos del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, el 23 de marzo de 1994, y del diputado y secretario general del PRI, José Francisco Ruiz Massieu, el 28 de septiembre de 1994.

CUARTOSCURO
Protesta de los integrantes de los 400 Pueblos.

Poco después de la salida de Salinas, con el sucesor Ernesto Zedillo en Los Pinos, el hermano del expresidente Carlos, Raúl Salinas de Gortari, sería encarcelado en el penal de Almoloya en 1995 por el asesinato de Ruiz Massieu.

En estos años de gran incertidumbre política y grave crisis económica, el pueblo mexicano comenzó a creer no solo que existía el chupacabras, sino que quien estaba detrás de él era el expresidente Salinas de Gortari​​​​​, al menos para distraer al país de los problemas que tenía.

A partir de ahí, vinieron las máscaras que vendían en las calles y las exposiciones de sátira del chupacabrasrepresentado por el todopoderoso político priista que se autoexilió en Irlanda por años.

Las máscaras del expresidente Salinas se convirtieron en un referente en las marchas y protestas de aquellos años.

VICTORIA VALTIERRA/CUARTOSCURO
Parodiando al expresidente Carlos Salinas de Gortari, militantes del PRD lo declararon persona non grata para el país y clausuraron simbólicamente su casa de Bosques de Tlalpan, el 26 de octubre de 2004.

A menos de cuatro meses de que se celebre la elección presidencial en la que un viejo conocido de Salinas de Gortari encabeza las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, el mito del chupacabras ha regresado a la vida política del país.