INTERNACIONAL
17/03/2018 2:16 PM CST | Actualizado 17/03/2018 2:17 PM CST

Ex "número 2" del FBI acusa de represalia a Trump tras ser despedido

Andrew McCabe cree que la razón del despido es que era un testigo crucial de la investigación sobre la injerencia rusa en la elección.

Xinhua News Agency via Getty Images

Un día después de ser despedido, el ex subdirector del FBI, Andrew McCabe, acusó al presidente Donald Trump de haberlo cesado por ser un testigo crucial en la investigación de la posible injerencia de Rusia en la elección presidencial de 2016.

Mientras que el fiscal general, Jeff Sessions, justificó el despido de McCabe por supuestamente filtrar información a periodistas y engañar a los investigadores sobre sus acciones, McCabe negó las acusaciones y aseguró que se trata de una represalia del gobierno de Trump.

A través de un comunicado, McCabe dijo que se ha convertido en un objetivo político porque corroboró que Trump intentó presionar al exdirector del FBI, James Comey, para que pusiera fin a la investigación sobre Rusia.

"Estoy siendo apartado y tratado así por el papel que jugué, las acciones que adopté y los hechos de los que fui testigo tras el despido de James Comey", dijo McCabe en su comunicado. El martes 9 de mayo, Comey fue separado del FBI supuestamente por haber sido presionado por Trump para dejar ir la investigación rusa.

"Este ataque contra mi credibilidad forma parte de un esfuerzo más grande (...) para manchar al FBI, a las fuerzas de seguridad y a los profesionales de la inteligencia en general", aseguró McCabe.

Fiel a su costumbre, Trump recurrió a Twitter en la madrugada del sábado para hablar del tema. "Andrew McCabe DESPEDIDO, un gran día para los hombres y mujeres que trabajan duro en el FBI - Un gran día para la Democracia. El mojigato James Comey era su jefe e hizo que McCabe pareciera un niño del coro. ¡Sabía todo sobre las mentiras y la corrupción que había a los niveles más altos del FBI!", escribió el presidente estadounidense.

Twitter: @realDonaldTrump

Esta misma semana, Donald Trump despidió al exsecretario Rex Tillerson del Departamento de Estado, tras catorce meses en el cargo. En su lugar quedó Mike Pompeo, quien era director de la CIA.

Con información de Reuters.