INTERNACIONAL
14/03/2018 5:49 PM CST | Actualizado 14/03/2018 5:54 PM CST

La historia detrás de la voz de Stephen Hawking

El hombre detrás de la voz del astrofísico es Dennis H. Klatt.

El astrofísico Stephen Hawking asiste a un evento de lanzamiento de un nuevo premio para la comunicación científica, llamado Medalla Stephen Hawking para la Comunicación Científica, en Londres, Reino Unido, el 16 de diciembre de 2015.
Toby Melville / Reuters
El astrofísico Stephen Hawking asiste a un evento de lanzamiento de un nuevo premio para la comunicación científica, llamado Medalla Stephen Hawking para la Comunicación Científica, en Londres, Reino Unido, el 16 de diciembre de 2015.

Stephen Hawking, que murió ayer a los 76 años, trascendió en la historia de la humanidad por su inteligencia, su aportación a la ciencia y la inspiradora forma en que enfrentó la vida. Pero también por la icónica voz que le permitió comunicarse y dar lecturas aún después de perder el habla.

Luego de perder la voz y con la imposibilidad de moverse, el astrofísico Stephen Hawking comenzó a usar en su computadora un software le permitía convertir sus pensamientos en palabras y, a su vez, se traducía el texto en la icónica voz robotizada con la que recordamos al científico.

Pero detrás de lo increíble que es ese avance tecnológico que le permitió a Hawking comunicarse de mejor forma, está la historia del hombre que creó la voz que el científico se negaba a cambiar. Su nombre es Dennis H. Klatt.

La revista Wired reveló la historia detrás de la voz de Hawking en enero de 2015.

Klatt era un brillante ingeniero del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que fue pionero de los algoritmos que transforman texto a voz. Y aunque esta función tecnológica parece muy común en nuestros días, a principio de los años ochenta este sistema era más que innovador.

Luego de un largo periodo de investigación en el MIT, Klatt inventó el primer sintetizador de voz, que comenzó a desarrollar la empresa Digital Equipment Corporation en 1984. Lo llamó DECtalk.

Originalmente el ingeniero creó tres diferentes voces para este dispositivo con grabaciones de su esposa, su hija y él mismo. La voz femenina se llamaba "Bella Betty", la de infante "Kit the Kid" y la masculina "Perfect Paul", la voz que Hawking utilizaba.

Durante los años posteriores a 1985, cuando el astrofísico perdió totalmente la capacidad de habla a consecuencia de una neumonía, el software utilizado por Hawking para comunicarse fue evolucionando, pero la voz nunca cambió a petición del científico.

En 1988, cuando le hicieron el primer cambio al sintetizador de voz de Hawking, el científico notó que la voz era diferente a la que había probado y pidió que la reemplazaran con la original.

Desde entonces, la voz de "Perfect Paul" acompañó a Hawking el resto de su vida.