MÉXICO
14/03/2018 7:57 AM CST | Actualizado 14/03/2018 8:05 AM CST

"Es el momento de cambiar las cosas": Gael García pide fin a la impunidad en México

El actor y director mexicano, Gael García, levantó la voz en la ONU, en Ginebra, para presionar ante la corrupción y asesinatos en México.

Denis Balibouse / Reuters

Gael García está en Ginebra, Suiza, y ha alzado la voz por México: "No quiero entrar en mis 40 años pensando que voy a tener violencia sistemática, impunidad sistemática en mi país".

En un panel sobre México, celebrado en las Naciones Unidas, el actor y productor mexicano llamó a las Naciones Unidas y gobiernos de todo el mundo a aumentar la presión y poner fin a la impunidad por corrupción y asesinatos a gran escala que se viven en México.

Las elecciones se acercan, hay mucho en juego. Este es el momento, el momento de cambiar las cosas", dijo García Bernal, quien hoy tiene 39 años.

La delincuencia no procesada está relacionada con la "corrupción a gran escala", agregó.

Hoy se dirigirá al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Cuando se le preguntó qué diría ahí, García Bernal dijo: "Interactuar con la sociedad mexicana, con las víctimas, con las instituciones de México, con las instituciones gubernamentales y presionar definitivamente Méjico".

Cuando los ojos del mundo dicen y retratan o señalan algo que está mal en México, ese es el único momento en que los políticos hacen algo en México", dijo.

Hubo una "deuda con todas las víctimas", agregó: "Tenemos una generación perdida en ese sentido".

Reflexiona sobre la legalización de drogas

Posteriormente, García Bernal asistió al documental 'Devil's Freedom', de Everardo González, en el Festival Internacional de Cine y Foro de Derechos Humanos (FIFDH).

"Es una película importante ... Para eso están los documentales, desafían el discurso oficial", dijo.

"Tal vez deberíamos pensar en la legalización de las drogas. Todavía hay un estigma absurdo sobre la marihuana. Estas son cosas que tenemos que desafiar", dijo.

En la película, las víctimas y los exsoldados que mataron a civiles por órdenes, testificaron anónimamente sobre la violencia diaria. Todos llevaban máscaras apretadas de color carne mientras confesaban angustia por la pérdida de seres queridos o por cómo mataron a sangre a familias enteras.

Un poco de contexto

Activistas e investigadores de la ONU han acusado a las fuerzas de seguridad mexicanas de crímenes que incluyen asesinatos, torturas y desapariciones desde que los militares fueron enviados a enfrentar cárteles de la droga en 2007. Más de 100,000 han muerto en la violencia de la droga en la década desde entonces.

México también está experimentando su peor aumento en crímenes violentos, con más de 25,000 asesinatos en 2017, una tasa de casi 21 por cada 100,000 personas. El período previo a las elecciones presidenciales de julio se vio empañado por la violencia.