NEGOCIOS
12/03/2018 2:11 PM CST | Actualizado 12/03/2018 2:15 PM CST

La cláusula 'sunset' del TLCAN abrió la puerta a este debate tecnológico

El tratado, que se firmó en 1994, no contemplaba al internet como un actor importante en la economía global.

En octubre del 2017, el equipo negociador estadounidense planteó formalmente en la mesa de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) una cláusula para renovar cada cinco años el acuerdo comercial.
Getty Images/iStockphoto
En octubre del 2017, el equipo negociador estadounidense planteó formalmente en la mesa de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) una cláusula para renovar cada cinco años el acuerdo comercial.

Aunque ha sido una de las propuestas más polémicas en la mesa de negociación del TLCAN, la cláusula sunset que impulsa el equipo estadounidense abrió las puertas a un debate en torno a la forma que debe tener el nuevo acuerdo para que no sea rebasado por el rápido avance de la tecnología.

En octubre del 2017, el equipo negociador estadounidense planteó formalmente en la mesa de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) una cláusula para renovar cada cinco años el acuerdo comercial. Los gobiernos de México y Canadá rechazaron la propuesta.

Los críticos de la cláusula consideran que alejaría las inversiones, mientras que para el secretario de Comercio, Wilbur Ross, la medida haría posible revisar sistemáticamente el acuerdo y sus metas.

Pero más allá de la polémica, la modernización del TLCAN puso en el debate público el hecho de que el acuerdo firmado hace más de 20 años no consideraba la participación que tiene la tecnología en el comercio.

Cuando se firmó el TLCAN en 1992, la presencia del internet en la economía global era prácticamente inexistente. Ahora, el negocio de una de las empresas más valiosas del mundo, Amazon, no puede entenderse sin el boom del comercio electrónico.

En un panel sobre tecnología y TLCAN en Casa México en el marco del festival South by Southwest, el congresista republicano Will Hurd, que estuvo presente en la séptima ronda de negociaciones del tratado, dijo que la cláusula sunset exhibió la necesidad de discutir sobre un mecanismo de actualización del tratado.

Huffpost
De derecha a izquirda: Carlos González Gutiérrez, cónsul General de México en Austin; Patrick Schaefer, director del Hunt Institute for Global Competitiveness; Kate Sheerin, Public Policy Manager de Google; Alejandro Delgado, director del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM); León Krauze, periodista, Paulo Carreño, director General de ProMéxico; y Eduardo Rodríguez.

Explicó que en unos años habrá otras tecnologías, como la inteligencia artificial, que podrían jugarán un rol importante en términos comerciales y que tendrían que ser incluidas en el acuerdo.

"Vamos a tener que lidiar con inteligencia artificial y cómo será el impacto de cambio que tendrá en la naturaleza del trabajo", dijo el republicano. "Tener el marco sobre cómo el tratado puede seguir modernizándose es una conversación importante".

Y aunque dijo que la cláusula sunset podría no ser la más adecuada, el TLCAN 2.0 debería contener un mecanismo que siente las bases sobre la forma en que deben irse incluyendo las nuevas tecnologías que tiene un impacto en la economía de los países miembro.

"Mucha gente dice que esa propuesta no genera el tipo de continuidad y el compromiso necesario", dijo el congresista republicano. "Pero, ¿cuál es el marco en el que podremos actualizar el TLCAN en el futuro para que no tengamos que esperar otros 25 años?"

Para la manager de Políticas Públicas de Google, Kate Sheerin, el TLCAN debe contener una estructura que permita agregar modificaciones para que los países puedan beneficiarse del impacto del internet en la economía.

"El tratado original no contemplaba el internet y eso no fue culpa de los negociadores porque simplemente no era lo que es hoy. Uno de los retos que debemos enfrentar ahora es la forma en que el acuerdo contemplará el futuro", dijo.

En 2017, las ventas en línea en todo el mundo sumaron 2.3 billones de dólares. En México, el comercio electrónico representa el 2% del comercio en el país, solo por debajo de Estados Unidos (10%) y Brasil (3%), según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

El panel "Tech and Trade: Modernizing the US-Mexico Partnership for the Digital Age", fue moderada por el periodista Leon Krauze con la presencia de Will Hurd, congresista republicano por el distrito de Texas; Paulo Carreño, director General de ProMéxico; Alejandro Delgado, Director del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM); Kate Sheerin, Public Policy Manager de Google y Patrick Schaefer, director del Hunt Institute for Global Competitiveness.

Casa México es el espacio dentro del festival South by Southwest que organiza la Cancillería, el Consulado de México en Austin con ayuda de patrocinadores como el Tecnológico de Monterrey.