INTERNACIONAL
10/03/2018 11:56 AM CST | Actualizado 10/03/2018 12:26 PM CST

Varios tiroteos después, EU da el primer paso para prohibir los aceleradores de disparos

Con esta propuesta, el Departamento de Justicia busca regular los llamados "bump stocks", que sirven para acelerar el tiro de las armas.

George Frey/Reuters

El Departamento de Justicia estadounidense presentó este sábado una propuesta de regulación para prohibir los aceleradores de disparos, conocidos como "bump stocks", unos dispositivos que aumentan la velocidad de tiro de las armas y que han sido usados en varios tiroteos ocurridos en el país.

"El presidente Trump está absolutamente comprometido con garantizar la seguridad y la protección de todos los estadounidenses y nos ha ordenado que propongamos una regulación que aborde los aceleradores de disparos", señaló el fiscal general, Jeff Sessions, en un comunicado de prensa.

La propuesta establece prohibir la posesión, la venta y la fabricación de los aceleradores de disparos, y llega después de que el presidente Donald Trump pidió a Sessions impulsar una medida que declarara ilegales estos aceleradores de disparos.

#VIDEO Momento en el que un atacante dispara a multitud en Las Vegas

Este sábado, el Departamento de Justicia finalmente presentó este reglamento, que tendrá que ser aprobado por la Oficina de Gerencia y Presupuesto federal (OMB, en sus siglas en inglés) antes de su publicación, pero que no requiere el visto bueno del Congreso para entrar en vigor.La decisión del gobierno estadounidense se enfrenta a la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, en sus siglas en inglés), un grupo de presión que apoyó a Trump durante su campaña presidencial y que ahora se opone a la medida.

El conflicto entre la NRA y el presidente estadounidense se intensificó en las últimas semanas, a raíz del tiroteo en Parkland, Florida, en donde 17 alumnos perdieron la vida después de que Nikolas Cruz, de 19 años, abrió fuego contra ellos.

El tiroteo en Florida reavivó el debate sobre la política de armas en Estados Unidos. Aunque el presidente estadounidense no está en contra de la posesión de armas, busca con esta propuesta prohibir estos aceleradores de disparos, que en octubre pasado fueron usados por Stephen Paddock para matar a 58 personas y herir a más de 850 que se encontraban en un concierto en Las Vegas.

Con información de Efe.