INTERNACIONAL
09/03/2018 12:04 PM CST | Actualizado 09/03/2018 12:07 PM CST

Líderes del mundo entusiastas (y escépticos) por reunión de Trump y Kim

Trump se reuniría con Kim Jong Un de aquí a mayo para lograr "la desnuclearización permanente" de la península.

Kevin Lamarque / Reuters

Luego de darse a conocer que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó reunirse con el líder norocreano Kim Jong Un, las opiniones por el que sería un momento histórico no se hicieron esperar.

Líderes occidentales como la canciller alemana, Angela Merkel, catalogó el anuncio del encuentro entre Trump y Kim como "un destello de esperanza".

"Nos damos cuenta de que una respuesta internacional unánime, que incluya también sanciones, puede traer un destello de esperanza", declaró la canciller alemana durante una conferencia de prensa en Munich.

Kim Jong Un habló sobre desnuclearización con los representantes de Corea del Sur, no solamente una pausa. Tampoco habrá pruebas nucleares de Corea del Norte durante este periodo de tiempo. Se ha hecho un gran progreso, pero las sanciones se mantendrán hasta que se pueda llegar a un acuerdo. ¡Se está planeando una reunión!

Para algunos países asiáticos como Japón y Corea del Sur el miedo es que Trump ofrezca condiciones que el líder norcoreano rechace directamente o que las conversaciones fallen y orillen a una estrategia militar.

El primer ministro japonés Shinzo Abe le dijo a los reporteros que continuarán imponiendo presión hasta que Corea del Norte tome acciones hacia una desnuclearización completa, verificable e irreversible, reportó The New York Times. Abe explicó que visitará a Trump en Washington el próximo mes para discutir el tema nuclear antes de la histórica reunión.

El presidente chino Xi Jinping pidió a Trumpm en una llamada telefónica dialogar lo antes posible con Corea del Norte, según la agencia de noticias china Xinhua.

"Espero que Estados Unidos y Corea del Norte entrarán en contacto y dialogarán lo antes posible" dijo Xi.

Para Rusia, la reunión entre ambos mandatarios, es "un paso en la buena dirección" y "necesaria para normalizar la situación" dijo su canciller Serguéi Lavrov, quien también expresó satisfacción por la reunión que sostendrán los dirigentes de las dos Corea a fines de abril.

Las permanente tensión entre Corea del Sur y del Norte, agravadas por la presencia de unos 30,000 soldados estadounidenses en la península, se profundizaron dramáticamente en los últimos años.

Las pruebas norcoreanas nucleares y de misiles de largo alcance —que podrían incluso afectar el territorio estadounidense— elevaron la tensión a niveles altamente peligrosos.

Sin embargo, contactos reservados realizados durante los recientes Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang condujeron a las reuniones de alto nivel de la semana pasada.

No se ha precisado el lugar y la fecha exacta del encuentro. Este anuncio inesperado tiene lugar después de que, el martes, se anunció la celebración a finales de abril de una cumbre entre los dirigentes de la dos Coreas, en la línea de demarcación que separa a sus países.