INTERNACIONAL
09/03/2018 5:16 PM CST | Actualizado 09/03/2018 5:21 PM CST

Casi 1 en 4 hombres en el mundo creen que está bien que los jefes esperen sexo de un empleado: encuesta

El acoso laboral ni siquiera es ilegal en casi un tercio del mundo.

​​​​​

Reuters/Kim Hong-Ji

El movimiento #MeToo todavía tiene un millón de kilómetros por recorrer, especialmente en el lugar de trabajo.

Una nueva encuesta descubrió que casi uno de cada cuatro (23%) hombres en países de todo el mundo piensa que a veces o siempre es aceptable que un empleador espere tener relaciones sexuales con un empleado.

La encuesta, comisionada por la organización humanitaria sin fines de lucro CARE y dirigida por Harris Poll, fue publicada el jueves para el Día Internacional de la Mujer. Encuestó a 9,400 adultos en Australia, Ecuador, Egipto, India, Sudáfrica, EU, Reino Unido y Vietnam.

"Que se espere que tengas relaciones sexuales con tu empleador no es una descripción de trabajo, es abuso sexual", dijo la directora general de CARE Michelle Nunn en un comunicado. "Habla de la epidemia global de acoso y abuso en nuestros lugares de trabajo".

El acoso sexual en el trabajo ni siquiera es ilegal en casi un tercio del mundo.

"Si ahora sabemos lo difícil que es estar en la silla de los productores en Los Ángeles, imagina lo difícil que debe ser en algún lugar como una fábrica de Bangladesh", le dijo Nunn a la revista Fortune.

Según la encuesta, el 32% de las mujeres y el 21% de los hombres dijeron que habían sufrido acoso sexual o agresión relacionada con el trabajo. En la India, un tercio (33%) de los encuestados sintió que a veces o siempre es aceptable llamar o silbar a un colega. Y en Reino Unido, el 35% de las personas de entre 25 y 35 años creen que a veces o siempre es aceptable pellizcar la parte trasera de un compañero de trabajo como una broma.

Cerca del 65% de las mujeres encuestadas cree que el movimiento #MeToo tendrá un impacto positivo en sus países.

En respuesta a la encuesta, CARE lanzó un pedido de petición llamando a la Organización Internacional del Trabajo a crear nuevas regulaciones globales sobre "la libertad de la violencia en el lugar de trabajo". CARE también presentó un nuevo hashtag para las discusiones sobre el acoso sexual: #ThisIsNotWorking (esto no está funcionando).

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.