ESTILO DE VIDA
08/03/2018 1:23 PM CST | Actualizado 08/03/2018 1:55 PM CST

Un acto diario de feminismo: comparte tus historias y escucha a otras mujeres

“Una historia poderosa podría ser lo único que nos haga entender realmente el #MeToo “

Para celebrar el Día Internacional de la Mujer este 8 de marzo, en HuffPost queremos hablar de los hábitos prácticos que se podrían adoptar para apoyar a las mujeres en la vida cotidiana. Esta es nuestra primera entrega.

El poder de las mujeres cuando comparten sus historias puede hacer, literalmente, que se cambie la conversación. Cuando los medios dieron a conocer las acusaciones de abuso y acoso sexual en contra de Harvey Weinstein en octubre de 2017, las mujeres de todo el mundo respondieron dando a conocer sus propias historias, lo que dio origen al movimiento #MeToo.

Getty Images
A cropped shot of a woman holding a loved one's hand in support

"La fuerza de las historias que se cuentan es que da a conocer un aspecto de la vida y permite que otros se identifiquen con él de una forma en la que las estadísticas del mundo entero no logran hacerlo", dice Sam Smethers, directora de Fawcett Society.

"Una historia poderosa puede ser lo que literalmente nos haga entender el #MeToo. La fuerza que Carrie Gracie y las #BBCWomen han tenido cuando cuentan sus historias y cuando se juntan con un objetivo probablemente haya tenido más impacto en el asunto del pago equitativo que todo lo que se haya hecho en años recientes".

El escuchar a otras puede inspirarnos y motivarnos a buscar un cambio. Smethers dice que a ella la tocaron las historias de las sufragistas y sus campañas. "Cuando escuchamos por lo que pasaron y cuánto tiempo y con cuánta fuerza tuvieron que hacer sus campañas, me doy cuenta de la labor que tenemos por delante, para que nos lleve a alcanzar un nuevo objetivo en el capítulo de los derechos de las mujeres y nos ayude a forjar un camino hacia la equidad de género, y podemos lograrlo".

Kim Noble es una bloguera del HuffPost UK con desorden de identidad disociativa que comporte su vida y sus experiencias en internet, radio y televisión. Ella cuenta lo que la motivó a empezar a compartir su historia. "Al principio fue difícil tomar la decisión de escribir mi propia historia porque uno se expone al apoyo, pero también a las críticas", dice. "Sin embargo, esto me ayudó a crecer y a descubrir que puedo ayudar a otras personas para que no se sientan tan solas o asustadas".

"Como mujeres, es importante que escuchemos las historias de otras mujeres todo el tiempo. Las mujeres se callan por vergüenza, miedo y humillación".

Olivia Siegl escribió para HuffPost un blog sobre sus experiencias con la depresión posparto. "Compartir mi experiencia fue determinante para ayudarme a salir de uno de los períodos más oscuros de mi vida y me sostuvo durante la recuperación", dice. "Después de mi primer blog, mi inbox se llenó de mensajes de mujeres que habían leído mi artículo y que me agradecían el haber compartido mi experiencia y me ayudaron a entender que no estaba sola".

"No sólo es muy importante, también es vital que las mujeres compartan sus historias y que todas las escuchemos".

En HuffPost México queremos escuchar tu historia. Si quieres enviarnos un texto, puedes escribir a nuestro editor de globs para su evaluación: eythel.aracil@huffingtonpost.com.mx

Forma prácticas de compartir y escuchar las historias de mujeres

Lee libros sobre y escritos por mujeres, sugiere Smethers: "¡crea un club de lectura feminista!"

Ve películas con personajes femeninos fuertes: como por ejemplo, Lady Bird.

Siempre trata de leer las opiniones de mujeres, insiste. "Hay tantas por allí que es difícil nombrar a todas pero mis favoritas son Helen Lewis, Gaby Hinsliff, Isabel Hardman, Sonia Sodha y Ayesha Hazarika".

Comparte tu propia historia, con amigas, en línea, en blogs, en foros, en grupos de apoyo.