NEGOCIOS
07/03/2018 4:11 PM CST | Actualizado 07/03/2018 7:43 PM CST

La solución a las molestas llamadas de los bancos

No te dejes, sí hay una solución.

fizkes via Getty Images

Recibir llamada tras llamada de ese banco que quiere convencerte de adquirir una tarjeta o esa empresa que quiere cobrarte una deuda no es algo con lo que debas vivir toda la vida.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) tiene una herramientas para evitar la fastidiosa práctica de las instituciones financieras de acosar a sus usuarios con llamadas y otra para denunciar malos tratos.

Se trata del Registro Público de Usuarios (REUS) y el Registro de Despachos de Cobranza (REDECO), uno es para que no recibas ofertas y publicidad en tu teléfono y la otra para denunciar malos tratos en el cobro de deudas.

Así funcionan

El REUS es un registro para los mexicanos que no quieren recibir ningún tipo de promoción ni publicidad de instituciones financieras.

Hay tres formas de incorporar un número al registro: de forma presencial, yendo a una subdelegación de la Condusef en el país; por teléfono ( al 01800 999 80 80 en todo el país o al 53400 999 en Ciudad de México); o en la página de la comisión (que puedes consultar aquí).

Para registrarte solo debes aportar estos datos: dos números telefónicos particulares (uno fijo y otro móvil), dos números telefónicos laborables (uno fijo y otro móvil) y un correo electrónico.

La Condusef recibe la información y tiene hasta 45 días naturales para agregarte en el registro, pero la mala noticia es que la inscripción es válida por únicamente dos años.

¿Y si siguen las llamadas? Los usuarios pueden quejarse ante la Condusef, que tras una evaluación del caso podría sancionar a la institución financiera por violar el derecho a la privacidad.

La otra herramienta para denunciar a los despachos de cobranza, REDECO, es digital.

Los usuarios que quieran presentar una queja deben entrar a la página de internet (este es el link), llenar un formulario y después dar seguimiento al proceso.

Para presentar la queja es necesario tener estos datos: sector financiero, entidad financiera, tipo de producto, por quién fue realizada la cobranza, medio por el que se realizó la cobranza, razón por la cual se está quejando.

La Condusef puede sancionar a estas instituciones si detecta que viola alguna de las normas que las regulan, algunas como:

  • Identificarse plenamente
  • Dirigirse al deudor de manera respetuosa
  • Comunicarse o presentarse sólo entre las 7 de la mañana y hasta las 22 horas
  • No utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas
  • No amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda
  • No realizar gestiones de cobro a terceros
  • No enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales
  • No recibir por cualquier medio y de manera directa el pago del adeudo, entre otros

Además, el Redeco permite al usuario consultar cuáles son los despachos de cobranza contratados por las entidades financieras.