ESTILO DE VIDA
07/03/2018 8:35 AM CST | Actualizado 07/03/2018 8:43 AM CST

Johnnie Walker se convirtió en Jane, pero la historia de las mujeres y el whisky comenzó muchos años atrás

La mítica marca de whisky escocesa hace un lanzamiento para conmemorar el Día Internacional de la Mujer

Hay varios íconos de diseño que han logrado permear en los rincones del mundo, uno de ellos es El Caminante, una imagen creada en 1909 por el ilustrador Tom Browne, quien dibujó a un dandy Eduardiano para Johnnie Walker. Desde entonces, esta figura acompaña a la marca en todas sus intervenciones tatuándola en nuestro subconsciente.

Pues bien, por primera vez en su historia, la casa escocesa cambió el logo para hacer una interpretación femenina llamada Jane en su versión Black Label. La edición especial surgió como un homenaje de la marca al rol decisivo que las mujeres han tenido en el whisky.

Johnnie Walker

Con lanzamientos como el de Jane Walker, es buen momento para relatar de qué manera las mujeres han influido en la historia del whisky.

Pocos saben —por ejemplo— de la existencia de María la Judía, también conocida como María la Profetisa, una antigua alquimista a quien se le atribuye la invención del alambique. Siglos después, en 1818, Catherine Spears Frye Carpenter inventó la primera receta de sour mash o masa agria, un componente clave del whisky. Este proceso utiliza una especie de puré fermentado que se agrega a uno nuevo —funciona como una masa madre—. Esto previene la contaminación bacteriana y promueve el desarrollo de levadura silvestre, lo que garantiza un producto final consistente. Este proceso aún se utiliza en todo el mundo.

Johnnie Walker

Este lanzamiento busca también generar una conversación acerca de la igualdad de género en el contexto del Día Internacional de la Mujer. La botella estará disponible en Estados Unidos durante el mes de marzo y por cada botella producida, Johnnie Walker donará un dólar —hasta reunir 250,000— a varias organizaciones que promueven la equidad.

Actualmente, cerca de un 37 por ciento de las consumidoras de whisky en Estados Unidos son mujeres. Ese número crece día a día y poco a poco más están descubriendo la poderosa gama de sabores y aromas que un vaso de whisky conlleva. Una de ellas es Christina Hendricks —la actriz que personificó a Joan en Mad Men— y se declara ferviente admiradora de Black label en las rocas.

Como ella, cientos de mujeres comienzan a explorar el mundo de los single malts y los blends, al grado que han comenzado a surgir clubes para mujeres bebedoras de whisky en todo Estados Unidos, por ejemplo Women Who Whiskey en Nueva York y Los Ángeles, quienes se reúnen periódicamente a degustar distintas etiquetas y a educar sobre su consumo.

Por todo esto, no hay mejor momento de conmemorar el Día Internacional de la Mujer con una botella llamada Jane para celebrar a las mujeres, lo que han hecho por el whisky y generar un montón de conversaciones en torno a un vaso.