MÉXICO
06/03/2018 11:45 AM CST | Actualizado 06/03/2018 4:40 PM CST

Gobierno otorga 71% de sus contratos por adjudicación directa con reglas poco claras: IMCO

El Índice de Riesgos de Corrupción desarrollado por la organización sostiene que la CFE, IMSS, ISSSTE y SCT son los entes de gobierno más susceptibles de caer en corrupción por malas prácticas de contratación con privados.

Cuartoscuro

El 71% de las adquisiciones más grandes realizadas por el gobierno federal de 2012 a 2017, fueron celebradas a través de contratos de adjudicación directa, mismo que favorece y propicia actos de corrupción al no contar con criterios claros.

Así lo revela una investigación reciente del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el cual sostiene que en términos de monto total, el 59% de los contratos fue licitado públicamente, mientras el 71% fue adjudicado directamente en cuanto al número de contratos.

IMCO

Al analizar los datos que aparecen en la plataforma de CompraNet, el Índice de Riesgos de Corrupción desarrollado por el IMCO mide los procedimientos de contratación que realizan las Unidades Compradoras (UC) dentro de dependencias y entidades federales, a través de 43 variables que evalúan el nivel de competencia, transparencia y la presencia de anomalías en estos procesos.

La adjudicación directa es una excepción legal, pero que debería ser utilizada de la menor manera posible, porque la adjudicación directa implica que un servidor público escogió a un proveedor con criterios que a lo mejor no son claros".Max Kaiser, director anticorrupción del IMCO

Para Max Kaiser, director anticorrupción del IMCO, uno de los principales problemas con la adjudicación directa de contratos es que muchos de estos tienen convenios modificatorios, lo cual implica que las compras realizadas por el gobierno están mal realizadas.

"El problema es que cuando una Unidad Compradora los utiliza demasiado nos da un dato, que las compras están mal planeadas", explicó Kaiser.

El reporte analiza 700 mil procedimientos de contrataciones públicas federales realizados, de 2012 a 2017, por mil 537 Unidades Compradoras, lo cual representa más de 2.3 billones de pesos que equivale aproximadamente al 10% del gasto público de esos años.

Entre las principales conclusiones del IMCO, destaca que "hoy CompraNet es incompleto e insuficiente porque no funciona como herramienta de control y vigilancia, ni como plataforma que haga más eficientes las contrataciones públicas".

En este sentido, CFE, ISSSTE e IMSS son las tres entidades con más Unidades Compradoras en riesgo de caer en corrupción. Esto sin contar a Pemex, que luego de la reforma energética cuenta con su propio sistema de contratación, por lo cual, la información sobre la petrolera no está en la base de datos de CompraNet.

IMCO

"Pemex no forma parte de este índice porque tras la reforma energética, Pemex dejó de utilizar CompraNet y se convirtió en una empresa estratégica y ya no hace sus adquisiciones y obra pública a través de la Ley de Adquisiciones, sino lo hace a través de su propia ley, a través de la cual crea sus propias instituciones, sus propios procesos y sus propias unidades que se encargan de adquisiciones y por lo tanto no estaba en la base de datos", explicó Kaiser.

Aunque los autores del estudio indicaron que los datos obtenidos en esta investigación no son una prueba de actos de corrupción concretos, reconocieron que las malas prácticas utilizadas por el gobierno federal en términos de contratación sí representan un alto riesgo de corrupción.

::.