MÉXICO
06/03/2018 8:06 AM CST | Actualizado 06/03/2018 9:09 AM CST

El 'jefe Diego' asiste a cumpleaños de Meade en medio del pleito entre el PRI y Anaya

De acuerdo con algunas versiones, la mano del expresidente Carlos Salinas de Gortari estaría inmersa en el pleito entre el presidente Enrique Peña Nieto y Ricardo Anaya.

Especial

En medio de la ofensiva del gobierno de Enrique Peña Nieto contra el candidato presidencial del PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, uno de los principales asesores del panista, Diego Fernández de Cevallos, asistió al festejo por el cumpleaños del candidato del PRI, José Antonio Meade.

Una escena que contrasta con las declaraciones públicas de todos los personajes referidos y que de inmediato levantó "suspicacias", luego de que tanto Fernández de Cevallos como Meade confirmaran dicha versión. De este modo, el "jefe Diego", quien ha sido mencionado por el propio Anaya como una "inspiración" en su carrera política, asistió a comer a casa del adversario en la contienda presidencial.

La noticia se dio a conocer a través de una nota del portal SDP, la cual fue difundida por el comunicador Federico Arreola, quien después ahondaría en la manera en que el llamado "jefe Diego" pasaría buena parte de la reunión dialogando con quien fuera otro de los presidenciables del PRI, el exrector José Narro Robles.

"Lo más relevante de la presencia de Fernández de Cevallos en la taquiza en la casa de Dionisio Meade, además de besar la mano del candidato del PRI, fue que aprovechó el momento para, a solas, negociar algo con el secretario de Salud, José Narro Robles. Un rato largo estuvieron Narro y Diego alejados del resto de los "hijos de puta" pactando, negociando, poniéndose de acuerdo", escribió Arreola.

"Seguramente el presidente Peña Nieto ya ha sido informado por Narro acerca de qué es lo que quiere Diego Fernández de Cevallos para seguir siendo el tan eficaz Caballo de Troya que ha sido desde que empezó la campaña de Ricardo Anaya", agregó Arreola.

De acuerdo con otras versiones al interior del PAN, "la explicación que dio el propio Jefe Diego a aquellos que lo consultaron durante el fin de semana es que le había avisado a Anaya que estaría allí y que fue con la misión de hablar con José Narro y frenar la embestida judicial del Gobierno contra el candidato del Frente", según La Política Online.

La presencia de Fernández de Cevallos en la taquiza de Meade sería confirmada por el propio "jefe Diego" durante una entrevista con Milenio Televisión.

Fui a felicitar a un amigo que circunstancialmente es candidato a la presidencia por un partido distinto al mío. Punto".Diego Fernández de Cevallos

"Yo soy amigo de mis amigos, jamás los he negado. Y si un amigo me invita a una fiesta privada no tengo por qué andar pensando lo que tengan que decir los suspicaces", dijo el panista.

"Que si fui negociar con Meade, que si ya traicioné. Eso es problema de quienes con muy baja ralea están tratando de encontrar fantasmas que no tienen nada que ver con mi vida de todo el tiempo. Soy amigo de mis amigos y nunca he puesto la amistad por encima de mis convicciones políticas y eso lo sabe todo el que me conoce", agregó.

"Fui muy bien atendido en el saludo de todos, particularmente del candidato, que somos amigos de muchos años", dijo Fernández de Cevallos.

"Yo iba a pedirles perdón, pero no por lo que yo había dicho, sino lo que me faltaba por decirles", indicó.

Declaraciones que, en un tono similar, trataría de justificar el candidato presidencial del PRI.

"No todo en la vida es política", afirmó Meade, al ser cuestionado sobre el hecho. "Yo quiero, conozco y aprecio mucho a Diego", agregó.

La presencia del asesor jurídico de Anaya en un evento privado del candidato presidencial del PRI, se da en medio de una guerra política y mediática, donde el gobierno de Peña Nieto ha utilizado a la Procuraduría General de la República para golpear al candidato de la coalición Por México al Frente.

Un pleito que, de acuerdo a versiones aparecidas en prensa como la del columnista Salvador García Soto, tiene como trasfondo una ruptura entre el expresidente Carlos Salinas de Gortari (cercano a Fernández de Cevallos), con el grupo encabezado por Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray, en torno a la sucesión presidencial.

"Una historia que confirman fuentes cercanas a la Presidencia de la República explicaría cómo fue el proceso de ruptura que llevó a la situación de encono y guerra total que hoy sostiene el grupo gobernante contra el candidato que ocupa el segundo lugar en las encuestas presidenciales. En realidad el rompimiento con Anaya es consecuencia de otra ruptura mayor: una entre el presidente Peña Nieto y el expresidente Carlos Salinas de Gortari, que se produjo a finales de 2016 y tuvo como origen el control de la sucesión presidencial que está en marcha", escribió García Soto en un texto publicado en dos partes, titulado La ruptura de las élites y el caso Anaya.

La cercanía entre Fernández de Cevallos y Carlos Salinas de Gortari comenzó durante el proceso electoral de 1988, cuando el PAN pactó con el PRI la llegada al poder tras un supuesto fraude electoral. Luego vendrían otros episodios de colaboración entre ambos como los videoescándalos que provocaron el desafuero contra Andrés Manuel López Obrador en 2005.

::.