ESTILO DE VIDA
05/03/2018 11:59 AM CST | Actualizado 05/03/2018 12:02 PM CST

Qué hacer si piensas que tu amiga se va a casar con la persona equivocada

“Asegúrate de aclararle que siempre contará con tu atención y apoyo”.

Si necesitas hablar con tu amiga sobre su futuro esposo, hazlo antes de que se atraviesen planes serios de boda.

Las amigas no dejan que las amigas se casen con tipos nefastos. Pero ¿qué tal que si hablas del compromiso te cuesta la amistad?

Sin llegar a ser la persona que grita "¡Me opongo!" a media ceremonia, es difícil saber cómo manejar la situación. ¿Está bien que expreses tus reservas al principio, o eso hará que acabe tu amistad con tu mejor amiga?

Tenemos algunas respuestas. Algunos expertos en amistad y etiqueta comparten sus mejores consejos sobre cómo tocar el tema antes del gran día.

Getty Images/Blend Images
Si necesitas hablar con tu amiga sobre su futuro esposo, hazlo antes de que se atraviesen planes serios de boda.

Cómo rechazar una propuesta de matrimonio como adulto

1.Recuerda: tu amiga es la que se casa, no tú.

Tal vez no soportes la forma en que el novio de tu amiga se entromete en los planes de boda. Tal vez tu amiga te diga que él siempre expresa su opinión y que esa es una de las cualidades que le gustan de él.

La verdad es que tú no vas a tener que vivir con esta persona hasta que la muerte (o el divorcio) los separe, tu amiga sí. Ten eso en mente antes de hablar, dice Irene S. Levine, profesora de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y autora de Best Friends Forever: Surviving a Breakup with Your Best Friend (Mejores amigas para siempre: Cómo sobrevivir el rompimiento con tu mejor amiga).

"Lo que no te parece, visto desde afuera, tal vez le guste a tu amiga. Sus necesidades y valores podrían no ser las mismas", dice. "Ábrete a la posibilidad de que hayas juzgado mal a tu pareja. Date a ti misma y a tu amiga el regalo del tiempo y trata de conocer mejor al novio".

Obviamente, y no es necesario decirlo, tienes que decir algo si la relación puede dañar la salud o el bienestar de tu amiga de alguna forma.

2. Trata de que la conversación sea lo más pronto posible.

El tiempo lo es todo en este caso. Si tienes la necesidad de expresar tus preocupaciones, hazlo antes de que se atraviesen planes serios de boda, dice la experta en etiqueta Amber Harrison.

"Una situación que de por si ya es complicada, se vuelve todavía más cuando ya se agendó un evento, se enviaron las invitaciones y se compró y arregló el vestido", dice. "¿Cuándo es mejor momento? Si tu amiga se está tomando muy en serio a alguien que no es buen partido y tú sientes que la propuesta es inminente, mejor habla antes del compromiso".

3. Si tu amiga empieza a hablar de dudas, aprovecha la oportunidad para iniciar la conversación.

Idealmente, tu amiga ha expresado algunas preocupaciones sobre el estado de la relación. En ese caso sigue la pauta y di que sientes que están un poco estresados, dice Anne Chertoff, experta en bodas de WeddingWire.

"Tal vez te cuente que piensa las cosas dos veces", dice Chertoff. "Pero es importante hacer preguntas directas para que hablen. Si una amiga está expresando en voz alta sus preocupaciones, directa o indirectamente, es tu deber hacerles saber que estás allí para escucharlas".

4. No les presentes una lista de razones por las cuales no deberían casarse.

Si avanzas en la conversación, que tu lista de razones por las cuales su novio no es el adecuado, debe ser muy corta, dice Harrison.

"Yo diría que de uno a tres puntos, y mientras más específicos, mejor", dice. "Nadie escuchará tus preocupaciones si presentas una lista de quejas sobre su pareja. Mantente en una sóla línea y recuerda que las cosas que digas, no pueden desdecirse".

5. No destroces a la otra persona durante la conversación.

Escoge tus palabras con cuidado. Si criticas la relación o a la pareja de tu amiga, ella se pondrá a la defensiva, dice Chertoff.

"De nuevo, lo mejor que puedes hacer es decir que te has dado cuenta de que su comportamiento ha cambiado y que quieres saber si todo está bien o si algo les molesta", dice. "Deja claro que estás allí para escuchar y apoyar".

6. Acepta que tu amistad puede resultar afectada.

Si tu amiga se da cuenta de que no aceptas del todo a su futuro esposo, tal vez empiecen a distanciarse de ti, especialmente una vez casados, dice Harrison.

"Desafortunadamente, esta conversación por lo general resulta más mal que bien, y la relación resulta dañada casi siempre", dice. "Algunas veces, lo mejor que puedes hacer es amar y apoyar incondicionalmente a tu amiga, especialmente si crees que el camino va a ser difícil para ella. ¡Te va a necesitar!"

7. Sobre todo, escucha a tu amiga.

Dale crédito a tu amiga. Existen muchas probabilidades de que ya haya considerado y reflexionado sobre los temas que tú quieres tocar. Finalmente, esta debería ser una conversación de ida y vuelta, no una oportunidad para que tú le des lecciones a tu amiga sobre su mala decisión.

"No asumas que tu amiga piensa o siente lo mismo que tú sobre su futuro matrimonio", dice Chertoff. "Si tú lo sacas a colación y ella no está de acuerdo con lo que dices y de cualquier forma planea casarse, tienes que aceptarlo. Si no lo haces, tu relación con ella se verá afectada para siempre".