MÉXICO
28/02/2018 5:23 PM CST | Actualizado 28/02/2018 5:23 PM CST

El Tec quiere evitar cuestionamientos con la demolición del campus CDMX, acusa padre de víctima

Sobre la ceremonia de demolición, Juan Carlos Álvarez, uno de los papás de los estudiantes fallecidos en el 19S, aseguró que no fueron invitados.

SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) quiere enfocarse en los puentes que colapsaron durante el 19S, para que nadie cuestione la mala construcción de todo el campus en CDMX, acusó Juan Carlos Álvarez, uno de los papás de los estudiantes fallecidos.

"Nosotros estuvimos dentro del campus el día del terremoto y te puedo decir que el Tec canalizó todo hacia los puentes, donde fallecieron los alumnos, entre ellos mi hijo, por una mala construcción, pero nunca tocaron el tema y lo que les urge es que se desvíe esta información, para que nadie cuestione nada sobre la pésima construcción que tuvieron. Dura más el temblor y se les viene todo el campus abajo", declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Álvarez destacó que la casa de estudios tampoco los invitó a la ceremonia de despedida del campus Ciudad de México realizada este martes, en la que anunciaron la demolición y reconstrucción.

SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

"No fuimos requeridos, y la verdad es algo que no entendemos, que tengan ese tipo de ceremonias cuando hay una inactividad por parte de la Procuraduría (local) en la investigación. Se supone que no tenían permisos", explicó.

Respecto a las autoridades capitalinas, Álvarez recordó que hace unos días el jefe de Gobierno de CDMX, Miguel Ángel Mancera, acudió a un evento en el Tec, "y dos días después está el anuncio que se va a demoler el campus".

"Después del temblor no recibimos ninguna noticia. No nos extraña la falta de sensibilidad del Tec hacia nosotros y los que perdimos un ser querido allí. Estos cinco meses han sido un infierno para nosotros, no sabes cómo lamento la decisión de mi hijo Juan Carlos de ir en esa universidad, qué te puedo decir, ha sido el peor martirio que hemos tenido en la vida", concluyó.