ENTRETENIMIENTO
28/02/2018 11:35 AM CST | Actualizado 28/02/2018 11:37 AM CST

Aunque no puede hablar del #MeToo y #TimesUp, Meghan Markle les hizo un guiño

La exactriz apoyó las causas.

CHRIS JACKSON via Getty Images

Por ser parte de la realeza, Meghan Markle no puede pronunciarse a favor o en contra de movimientos como el de #TimesUp y #MeToo, los cuales buscan acabar con el acoso o la desigualdad en el ambiente laboral y ofrecer a las mujeres una plataforma segura en la que denunciar las agresiones de las que sean víctimas.

Pero como en casi todo lo que ha hecho Markle, rompió este protocolo para hablar a favor de esta revolución que inició a finales de 2017 en Hollywood, tras la denuncia de actrices que señalaron a Harvey Weinstein como un "depredador sexual".

Este miércoles 28 de febrero, y como cada año, la Royal Foundation, cuyos fundadores son los príncipes William y Harry, organizaron un evento en Londres en el que Markle se convirtió en el centro de atención tras sus declaraciones sobre el empoderamiento de la mujer.

POOL New / Reuters

Durante el encuentro, Markle, quien hasta hace unos meses era parte de la industria cinematográfica, habló sobre los movimientos que han cimbrado Hollywood.

"Me resulta muy interesante que, cuando mucha gente habla de la importancia de ayudar a ganar confianza y autoridad a las jóvenes en concreto y a las mujeres en general, a menudo utilizan expresiones como: 'Estás ayudando a darles una voz'. Yo no estoy de acuerdo con esa frase", dijo. "Las mujeres no necesitan encontrar su voz, lo que necesitan es sentirse apoyadas y seguras", afirmó la futura esposa del príncipe Harry.

"Ahora, con tantas campañas como la de Me Too y Time's Up, nos encontramos ante la mejor oportunidad posible para dar más visibilidad aún al movimiento para empoderar a las mujeres y todos deberíamos apoyarlo, incluidos los hombres", finalizó.

POOL New / Reuters

Diversos medios internacionales aprovecharon la ocasión para resaltar que es el primer evento en el que Meghan Markle y Kate Middleton, quien está esperando su tercer hijo, coinciden y posan juntas. Incluso, hay quienes comentaron que ambas vestían azul.

POOL New / Reuters

En la pasada entrega de los premios BAFTA, las actrices, en plan de protesta, pidieron que todas fueran vestidas de negro. Quien no lo hizo fue Kate Middleton, pero todo por cuestión de protocolo, aunque hizo un guiño al usar un listón negro.