MÉXICO
27/02/2018 7:31 AM CST | Actualizado 27/02/2018 7:32 AM CST

Policías vendieron a italianos al crimen organizado por mil pesos, acusan familiares

Cuatro policías del municipio de Tecalitlán, han sido detenidos por entregar al crimen organizado a Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino

Elementos de la fiscalía general del Estado al mando de Tecalitlán, Jalisco, el 21 de febrero de 2018.
FERNANDO CARRANZA/CUARTOSCURO
Elementos de la fiscalía general del Estado al mando de Tecalitlán, Jalisco, el 21 de febrero de 2018.

Por mil pesos, la policía de Tecalitlán, Jalisco, vendió al crimen organizado a los italianos que se encuentran desaparecidos desde el 31 de enero, acusaron sus familiares.

Un sujeto conocido como Don Ángel que supuestamente es enlace con el crimen organizado habría recibido a los italianos y pagado por su entrega a los policías del municipio de Tecalitlán, dijo a la agencia Efe vía telefónica Francesco Russo, hijo de Raffaele Russo, el primero de los tres que desaparecieron.

"(Don Ángel) es el nombre que salió en la audiencia donde los policías confesaron que recibieron los 1,000 pesos", declaró Francesco, quien dijo que no sabía si este sujeto era integrante de este grupo criminal.

El miércoles, tres policías del municipio de Tecalitlán fueron detenidos tras confesar que entregaron al crimen organizado a los italianos Raffaele Russo, de 60 años; su hijo Antonio Russo, de 25; y su sobrino Vincenzo Cimmino, 29, quienes fueron vistos por última vez el 31 de enero.

El sábado, el fiscal general de Justicia de Jalisco, Raúl Sánchez Jiménez, informó que un cuarto policía se encontraba detenido por el caso.

Se busca a tres policías municipales más y a varios civiles por su probable participación en el caso, entre ellos el director de seguridad pública de Tecalitlán, Hugo Enrique Martínez, según informó el secretario general del Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara.

"Tenemos una búsqueda de tres personas todavía, ligadas a la policía y otros ciudadanos más", dijo López Lara quien agregó que aún no hay elementos para determinar si los extranjeros están vivos o muertos.

El hijo de Raffaele Russo pidió a las autoridades acelerar las investigaciones y la búsqueda de sus familiares, además de detener a Hugo Enrique Martínez, prófugo desde la semana pasada, y a Hilario Farías Mejía, el comandante que estaba de turno la tarde del 31 de enero.

"Les pido con todo corazón que le den seguimiento a las investigaciones por una pronta localización de nuestros familiares. Queremos que ellos regresen a Italia vivos o muertos", exigió Francesco.

Con información de Efe.