ESTILO DE VIDA
01/03/2018 6:03 AM CST

Mujeres que piensan que son intolerantes al gluten podrían tener cáncer en los ovarios

La inflamación persistente es un síntoma común de la enfermedad.

Las mujeres que padecen inflamación persistente suelen cambiar su dieta eliminando el gluten o consumiendo yogurt con probióticos en lugar de visitar a su médico. Pero la inflamación constante puede ser un síntoma importante de cáncer ovárico, advierte Target Ovarian Cancer, lo que quiere decir que sin saberlo, muchas mujeres ponen en riesgo su salud al retrasar su cita con el médico.

Estudios recientes de esta asociación encontraron que la mitad de las mujeres del Reino Unido dijeron que ellas harían algo con su dieta y solo el 34% de las mujeres dijeron que visitarían al médico si estuvieran preocupadas por la inflamación.

Getty Images/iStockphoto
La inflamación persistente puede ser un síntoma de cáncer ovárico.

Alimentos que ayudan a combatir la inflamación del cuerpo

Estudios previos de la misma asociación indicaban que sólo una de cada cinco mujeres sabía que la inflamación persistente podía ser un síntoma de cáncer ovárico, cifra que es realmente preocupante por lo baja.

Dos de cada tres mujeres reciben el diagnóstico de cáncer ovárico cuando el cáncer ya está avanzado, lo cual lo hace más difícil de tratar.

Los estudios señalan que las mujeres de más de 55 años, que son las que más probabilidades tienen de desarrollar este tipo de cáncer, son las que menos consultan los síntomas en Google. La asociación señala que esto las pone en riesgo de un diagnóstico tardío. Sólo una de cada tres mujeres de más de 55 años (34%) busca en Google las causas de la inflamación, en comparación con las mujeres de 18 a 24 años (64%) que sí lo hacen.

Como primer paso crucial, es necesario crear conciencia de los síntomas del cáncer ovárico para asegurar que las mujeres saben el significado en potencia de la inflamación continua y visiten al médico, dice la asociación. La falta de conciencia provoca que las mujeres no visiten oportunamente a su médico para que se les practiquen las pruebas de cáncer ovárico adecuadas pronto y no pierdan la oportunidad de un diagnóstico temprano.

Annwen Jones, directora ejecutiva de Target Ovarian Cancer dice: "Un yogurt con probióticos no debe impedir que las mujeres visiten oportunamente al médico cuando algo les molesta. Las mujeres no deben arriesgar su vida a causa del desconocimiento persistente de los síntomas del cáncer ovárico. Si las mujeres conocieran los síntomas, como es la inflamación persistente, serían capaces de hacer una pronta asociación con el cáncer ovárico oportunamente y se podrían salvar vidas".

Laura Everly, de 38 años, de Crawley, fue diagnosticada con cáncer ovárico en 2014. Dijo que: "Antes del diagnóstico yo tenía todos los síntomas del cáncer ovárico, incluyendo la inflamación. Pensaba que tal vez tenía síndrome del colon irritable porque los síntomas se parecen. Incluso intenté una dieta libre de gluten, pero no sirvió de nada. Nunca pensé en la posibilidad del cáncer. Jamás piensas que esto te pueda pasar".