NEGOCIOS
27/02/2018 7:36 PM CST | Actualizado 27/02/2018 7:36 PM CST

La propuesta mexicana para las reglas de origen del TLCAN que nunca llegó

En autos eléctricos e híbridos, la historia es otra.

Imagen del lobby del hotel en Ciudad de México donde se lleva a cabo la séptima ronda de negociaciones del TLCAN.
Alejandra Arteaga
Imagen del lobby del hotel en Ciudad de México donde se lleva a cabo la séptima ronda de negociaciones del TLCAN.

Uno de los temas más polémicos de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha sido el de las reglas de origen: mientras que el actual acuerdo establece que al menos 62.5% de las partes de un automóvil o camión ligero debe originarse en Estados Unidos, Canadá o México para evitar aranceles, la administración de Donald Trump busca que esta proporción sea de 85%, y que la mitad del contenido se haga en el vecino del norte.

Por ello, Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio de México, dijo que habría una propuesta sobre las normas de origen para la séptima ronda de negociaciones del acuerdo, que inició el pasado domingo. Sin embargo, hasta la tarde de este miércoles, ésta no había llegado.

Según Eduardo Solís Sánchez, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la única propuesta concreta sobre las reglas de origen es la de Estados Unidos; actualmente está en pláticas con sus contrapartes canadienses sobre otra solución, pero no hay nada confirmado.

Cabe señalar que la AMIA se ha pronunciado por que no haya cambios en este capítulo.

"No tenemos una propuesta (del gobierno mexicano), pero estamos revisando las ideas canadienses. Me parece que es un cambio metodológico que vale la pena revisar con cuidado. No podemos tener ahorita una evaluación de esas ideas hasta no tener una mayor claridad por parte de nuestros negociadores tanto de Canadá como de Estados Unidos", dijo a medios en el marco de la negociación.

Eduardo Solís señaló que la mesa canadiense ofreció en Montreal "un marco conceptual metodológico para llevar a cabo el cálculo del costo neto de una manera distinta". Sin embargo, señaló que esta propuesta "tiene muchas áreas en blanco que tenemos que entender mejor, que estamos tratando de llenar para hacer la evaluación".

Sobre la propuesta estadounidense, el representante del sector automotriz reiteró que al gremio le parece totalmente inaceptable elevar los contenidos automotrices, e incluso consideró que es un estándar inalcanzable para la propia industria estadounidense.

Respecto al viaje que hizo Jason Bernstein, jefe negociador estadounidense para reglas de origen, a Washington a media negociación, el presidente de la AMIA lo vio con buenos ojos, e incluso lo calificó de "positivo".

"Es importante que sepan que esto ocurre en un proceso de negociación (...) Vemos positivo todas las consultas que pueda hacer la parte estadounidense".

Eduardo Solís adelantó que mañana llegan la contraparte estadounidense, la American Automotive Policy Council (AAPC); la Global Automakers, que representa a las automotrices asiáticas, así como representantes de las firmas europeas. "Tendremos reuniones y seguiremos evaluando lo que hay en la mesa", señaló.

En autos eléctricos e híbridos, la historia es otra

Aunque la postura del gremio automotriz mexicano es que no haya cambios en las reglas de origen automotrices, se sabe de antemano que en los vehículos de nueva generación hay una discusión aparte.

"Hay una aspiración por mover la regla por los cambios tecnológicos; los vehículos eléctricos e híbridos y los autónomos seguramente terminarán teniendo una regla distinta porque esos vehículos no existían cuando se negoció este tratado", indicó.

Estos automóviles, explicó, utilizan baterías plug in y otros componentes que son fabricados fuera de Norteamérica, lo cual se debe tomar en cuenta para no perder competitividad como región.