NEGOCIOS
27/02/2018 1:26 PM CST | Actualizado 27/02/2018 1:27 PM CST

Ford y General Motors se preparan para un posible frenón en la renegociación del TLCAN

Ford plantea a EU reglas contra manipulación de divisas en TLCAN.

Mark Blinch / Reuters

Ford Motor dijo el martes que mantiene un diálogo abierto con el gobierno estadounidense sobre la importancia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), particularmente en relación a la necesidad de incluir reglas viables que prohíban la manipulación de divisas.

"Esa es una prioridad para la modernización del TLCAN y todos los acuerdos comerciales futuros", agregó Ford en un comunicado, que fue divulgado mientras los negociadores de Estados Unidos, México y Canadá se reúnen en Ciudad de México para una nueva ronda de conversaciones para reformar el tratado.

Un despacho previo de Reuters informó sobre la reunión por separado de funcionarios de comercio de Estados Unidos con directivos de las automotrices Ford y General Motors este martes.

General Motors confirmó el martes que su reunión con funcionarios de la Oficina de Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) se realiza en el contexto de las negociaciones del TLCAN y es una parte regular de las conversaciones en desarrollo.

"Estas reuniones regulares con la USTR ocurren en el contexto de cualquier acuerdo comercial importante para asegurar que el punto de vista de GM sea escuchado en nombre de nuestros empleados, clientes y todos los interesados", dijo el portavoz de General Motors, Pat Morrissey.

Las reuniones de estas dos automotrices destacan tras el regreso del negociador estadounidense Jason Bernstein de las conversaciones en la capital mexicana. Se prevé que Bernstein consulte con el jefe de la USTR, Robert Lighthizer, sobre las reglas que rigen el espinoso tema de contenido regional en autos.

No estaba claro cómo las discusiones automotrices estadounidenses del martes podrían afectar el debate sobre las reglas de origen, pero las personas informadas sobre el tema no esperaban un cambio importante en la posición.

Si USTR iba a anunciar un cambio radical en las reglas, las compañías automotrices creen que las reuniones se realizarán a nivel de CEO, según dos de las personas familiarizadas con el tema citadas por Reuters.

La industria automotriz se ha opuesto a las demandas de Trump sobre el aumento del contenido, argumentando que interrumpirá las cadenas de suministro y aumentará los costos. Los funcionarios mexicanos dicen que el problema debe resolverse en gran parte entre la Casa Blanca y los jefes de la industria con sede en los Estados Unidos.

Las últimas conversaciones también han sido golpeadas por una nueva tensión entre México y Trump sobre su muro fronterizo previsto.