MÉXICO
22/02/2018 9:16 AM CST | Actualizado 22/02/2018 9:51 AM CST

México, de mal en peor en derechos humanos: continúa impunidad y violencia

Amnistía Internacional publicó su informe global y advierte de la crisis de derechos humanos en nuestro país.

Jose Luis Gonzalez/Reuters

La violencia y la impunidad en México merecen un capítulo a parte en el nuevo informe de Amnistía Internacional sobre "La situación de los derechos humanos en el mundo".

La organización reporta que en 2017 continuó la crisis de derechos humanos en nuestro país, agravada por el aumento de la violencia y los homicidios, con una cifra sin precedentes de asesinatos a periodistas. Las detenciones y reclusiones arbitrarias siguen siendo generalizadas y a menudo dan lugar a otras violaciones de derechos humanos, la mayoría de las cuales no se investigan debidamente, según el análisis de Amnistía Internacional.

En entrevista con Carlos Loret de Mola, la directora de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, dijo que el caso de México "es una fotografía que se repite cada año, de impunidad y violencia".

Homicidios y desapariciones

Amnistía Internacional alerta sobre el incremento significativo del número de homicidios que vivió el país en 2017, con 42,583 registrados. Sin embargo, la cifra de homicidios podría ser más alta, ya que "algunos crímenes no se denuncian a la policía, y no todos los que se denuncian derivan en medidas oficiales".

En su último informe sobre delitos de alto impacto, el Observatorio Nacional Ciudadano reportó que el año pasado hubo 29 mil 168 víctimas de homicidio doloso; es decir, una persona perdió la vida cada 18 minutos y 1 segundo, lo que refleja la magnitud de la violencia en el país.

"Es una fotografía que se repite cada año, de impunidad y violencia". -Tania Reneaum, directora de Amnistía Internacional México.

James Cavallaro, exrelator para México de la Comisión Interamericana De Derechos Humanos (CIDH), dijo en entrevista con Loret de Mola que "el país vive una grave crisis de derechos humanos y se deben tomar medidas a la altura".

Cavallaro pidió al gobierno mexicano no criticar al mensajero (cuestionando el informe de Amnistía), sino responder al mensaje.

Detenciones y reclusiones arbitrarias

El martes 23 de enero, la detención de Marco Antonio Sánchez, por parte de elementos de la policía capitalina, movilizó a muchas personas para exigir la aparición del joven de 17 años, que sería encontrado seis días después.

La detención de Marco Antonio, al que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) calificó como "arbitraria", ilustra bien uno de los problemas que recoge Amnistía Internacional en su reporte 2017/2018.

Para la organización de derechos humanos, las detenciones y reclusiones arbitrarias siguen siendo prácticas generalizadas y muchas veces derivan en "otras violaciones de derechos humanos, tales como torturas y otros malos tratos, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales".

La policía y las fuerzas de seguridad continúan cometiendo prácticas que van en contra de los derechos humanos, como no informar a las personas detenidas de los motivos de su detención ni de sus derechos, como por ejemplo el derecho a asistencia legal y a comunicarse con sus familiares.

"Los informes policiales sobre detenciones muchas veces contenían errores importantes, información falsa y otras deficiencias graves, como imprecisiones en el registro de la fecha y la hora de la detención", alerta la organización en su informe.

Desapariciones forzadas

En México, las desapariciones forzadas cometidas por el crimen organizado, así como las cometidas con participación del Estado, continúan siendo una práctica habitual, según Amnistía.

Como muestra, un dato oficial: 34,656 personas (25,682 hombres y 8,974 mujeres) están desaparecidas.

En esta crisis de desaparecidos, la actuación del Estado agrava la situación, ya que las investigaciones sobre estos casos presentan irregularidades y las autoridades normalmente no inician de inmediato la búsqueda de las víctimas.

Daniel Becerril / Reuters
Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos del Colegio Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos marchan para conmemorar el 40 ° mes de su desaparición, en Ciudad de México, el 26 de enero de 2018.
"Persiste la impunidad de estos delitos, incluido el caso de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que fueron víctimas de desaparición forzada en el estado de Guerrero en 2014", reporta la organización.

Ejecuciones extrajudiciales

México sigue sin resolver las ejecuciones extrajudiciales, aquellas cometidas por algún agente del Estado. Por cuarto año consecutivo, las autoridades no publicaron la cifra de personas muertas o heridas en enfrentamientos con la policía y las fuerzas militares.

Amnistí Internacional lamentó que el gobierno mexicano no ha proporcionado información sobre los cargos penales formulados en los casos de Tlatlaya, Estado de México, donde 22 personas murieron a manos de soldados en 2014; de Apatzingán, en Michoacán, donde agentes de la policía federal y de otras fuerzas de seguridad mataron a al menos 16 personas en 2015; y de Tanhuato, Michoacán, donde las fuerzas de seguridad mataron a 43 personas durante un operativo de seguridad en 2015.

Tortura y malos tratos

Desde 2014, el relator especial de la ONU concluyó que en México eran generalizados "la tortura y otros malos tratos", incluyendo un uso alarmante de la violencia sexual como método de tortura frecuente.

Más de tres años después, Amnistía Internacional confirma que esta práctica generalizada no ha cambiado.

La Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura de la Procuraduría General de la República reportó 4,390 casos de tortura en revisión a nivel federal e inició 777 investigaciones según el nuevo sistema de justicia adversarial. Sin embargo, Amnistía Internacional reporta que "las autoridades federales no anunciaron la presentación de cargos penales nuevos contra funcionarios públicos ni brindaron información sobre las detenciones practicadas en relación con el delito de tortura".

En esta fotografía que cada año retrata la violencia y la impunidad en México, "la promesa de un México en paz se desmorona", advierte Amnistía Internacional.