INTERNACIONAL
21/02/2018 11:08 AM CST | Actualizado 21/02/2018 11:27 AM CST

Muere el pastor evangelista Billy Graham, consejero de presidentes de EU

"El GRAN Billy Graham está muerto. ¡No había nadie como él!", dijo Donald Trump.

Ho New/Reuters

Este miércoles murió el predicador más influyente del mundo, Billy Graham, quien fue el consejero espiritual y asesor de una docena de presidentes de Estados Unidos.

William Franklin Graham Jr. falleció esta mañana a los 99 años de edad en su casa de Montreat, en Carolina del Norte, después de haber lidiado en sus últimos años con cáncer de próstata, hidrocefalia (una acumulación de líquido en el cerebro) y haber presentado síntomas de Parkinson, según información del New York Times.

Los políticos estadounidenses se pronunciaron enseguida por el fallecimiento del pastor evangelista.

El presidente estadounidense, Donald Trump, publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: "El GRAN Billy Graham está muerto. ¡No había nadie como él! Él será extrañado por los cristianos y todas las religiones. Un hombre muy especial".

Twitter: @realDonaldTrump

El expresidente Barack Obama, quien visitó a Graham en su casa de Montreat en 2010, también lamentó el fallecimiento del pastor, de quien dijo que era "un humilde servidor que oraba por tantos y que, con sabiduría y gracia, dio esperanza y guía a generaciones de estadounidenses".

Twitter: @BarackObama

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que Graham fue "uno de los más grandes estadounidenses del siglo".

"Lloramos su muerte, pero sé con absoluta certeza que hoy escuchó esas palabras, 'bien hecho, buen y fiel servidor'", dijo Pence en su cuenta de Twitter.

El "reverendo de los presidentes"

Billy Graham, también llamado el "reverendo de los presidentes", logró lo que muy pocas personas en el mundo: ser amigo de todos los inquilinos de la Casa Blanca desde Harry Truman (1944-1953), sin importar que fueran demócratas o republicanos.

Gary Cameron/Reuters
El reverendo Billy Graham, junto a la primera dama, Hillary Clinton, y el presidente Bill Clinton, durante un desayuno de oración en el hotel Hilton de Washington, el 4 de febrero de 1993.

El llamado "televangelista, por sus exitosos programas de televisión, tuvo una estrecha relación con Richard Nixon (1969-1974), George H.W. Bush (1989-1993) e influyó en el cambio de vida y costumbres de su hijo George W. Bush (2001-2009), a quien lo ayudó a dejar de beber alcohol, según confesó el expresidente.

Grahan se convirtió en una celebridad en todo el mundo, y entre las personalidades que se reunieron con él se encuentra la reina Isabel, Juan Pablo II y la Madre Teresa de Calcuta, según información de la agencia AFP.

Las palabras de Billy Graham fueron escuchadas por estadios repletos en las principales ciudades de Estados Unidos y, durante su "cruzada global" en 1995, sus sermones fueron traducidos simultáneamente en 48 idiomas y transmitidos a 185 países.

En 2005, dejó el liderazgo de su Asociación Evangelista a su hijo Franklin, pero marcó con su carisma la evolución de la religión evangélica en el país en las últimas seis décadas.

Tras los atentados del 11 septiembre de 2001, Graham fue el encargado de ofrecer el discurso principal en la Catedral de Washington en el llamado "Día Nacional de Oración y Recuerdo".

El predicador más influyente del mundo ha fallecido, pero millones de personas lo recordarán.

Con información de Efe.