NEGOCIOS
19/02/2018 4:35 PM CST | Actualizado 19/02/2018 4:36 PM CST

La razón por la que la marca de guitarras Gibson está al borde de la quiebra

La empresa apostará por mantener algunos productos y otros los dejará ir.

Retrato de una empleada puliendo un instrumento inacabado dentro de la fábrica de guitarra Gibson en Memphis, Tennessee.
Guitarist Magazine
Retrato de una empleada puliendo un instrumento inacabado dentro de la fábrica de guitarra Gibson en Memphis, Tennessee.

La fábrica de guitarras Gibson está al borde de tocar su último acorde debido a las asfixiantes deudas de la compañía.

La marca detrás de las guitarras que pasaron por las manos de Bob Marley, John Lennon, Elvis Presley, B.B. King o Keith Richards emprendió una batalla para tratar de salvarse de la quiebra.

La empresa estadounidense, originaria de Nashville, contrató desde este lunes 19 de febrero un nuevo director financiero, Benson Woo, que intentará saldar las deudas de la compañía.

Gibson Brands, que también comercia sistemas de audio, trabaja con un banco de negocios para refinanciar sus deudas, dijo la firma en un comunicado. Según el diario Nashville Post, Gibson tiene que juntar 375 millones de dólares en agosto.

Guitarist Magazine
Estantes de instrumentos inacabados dentro de la fábrica de guitarras Gibson en Memphis, Tennessee.

"Aunque los segmentos de 'instrumentos de música' y 'audio profesional' son rentables y crecen, se mantienen por debajo del nivel que tenían hace unos años", dijo el presidente de Gibson, Henry Juszkiewicz.

Explicó que la empresa apostará por mantener aquellos productos que tiene un potencial de crecimiento y dejará de producir aquellos que no estén a la altura de lo que se necesita.

Gibson, creador del emblemático modelo Les Paul, fue fundada en 1894 en Nashville, un santuario del blues, rock y la música country.

Bloomberg via Getty Images
Las guitarras pintadas cuelgan para secarse después de ser laqueadas en la fábrica de Gibson Guitar Corp. en Nashville, Tennessee,

Son incontables los astros que rasgaron sus cuerdas, desde Jimmy Page y Eric Clapton a Carlos Santana, Duane Allman, Slash y tantos otros.

En 2016 una Gibson Dove de Elvis Presley que le fue regalada 1969 fue subastada en 334 mil dólares.

En 2015 un modelo que John Lennon adoraba y lo utilizó para componer canciones de The Beatles como "She loves you" y "All my loving", se vendió en 2.4 millones de dólares.