NEGOCIOS
19/02/2018 5:13 PM CST | Actualizado 19/02/2018 5:13 PM CST

Cierran unos 900 locales de KFC en Gran Bretaña por falta de pollo

Dijeron que no les llegaron los pollos.

Un letrero de cerrado cuelga afuera de un restaurante KFC en Gran Bretaña.
Darren Staples / Reuters
Un letrero de cerrado cuelga afuera de un restaurante KFC en Gran Bretaña.

¿Cuál es el colmo de un Kentucky Fried Chicken? Quedarse sin pollo que vender. Parece broma, pero no lo es.

En Reino Unido e Irlanda, unos 900 restaurantes de KFC tuvieron que cerrar el fin de semana por falta de pollo, el principal insumo de la comida que venden.

Afuera de los locales, los trabajadores del KFC pegaron un anuncio el sábado en el que la compañía se disculpaba con los clientes y culpaba a la empresa DHL, la compañía que recién contrataron para la entrega de alimentos, por los "inconvenientes".

Hoy, la cadena de comida rápida informó que una 300 tiendas ya habían reanudado operaciones, pero no especificaron que ocurrió con el resto de los locales, informó Canadian Press.

"Sabemos que esto podría haberles causado una molestia a algunos de ustedes y los decepcionó cuando querían su dosis de pollo frito, realmente lo lamentamos", dijo la compañía en un comunicado.

DHL, que recientemente adquirió el contrato de KFC de Bidvest Logistics, dijo que "debido a problemas operativos, varias entregas en los últimos días estuvieron incompletas o demoradas".

Cuando DHL anunció en octubre que había ganado el contrato de KFC junto con la empresa de logística QSL, prometió "volver a escribir el libro de reglas y establecer un nuevo punto de referencia para la entrega de productos frescos a KFC". Parece que empezaron con el pie izquierdo.