INTERNACIONAL
16/02/2018 8:08 AM CST | Actualizado 16/02/2018 8:27 AM CST

En una vigilia por las víctimas del tiroteo en una escuela de Florida, los estudiantes demandan '¡No más armas!'

"Leyes de armas más estrictas", dijo Arianna Ali, de 17 años, sobre la prevención de una futura tragedia.

JOHANNE RAHAMAN FOR HUFFPOST
Miles de miembros de la comunidad se reunieron para llorar a los que murieron en el tiroteo escolar del miércoles en Parkland, Florida.

PARKLAND, Florida ― Un mar de luz de velas llenó el anfiteatro Pine Trails Park la noche del jueves cuando miles de estudiantes, padres, profesores y miembros de la comunidad intentaron dar sentido a lo sin sentido.

La vigilia ocurrió un día después de un tiroteo mortal en una escuela donde 17 personas, principalmente niños, murieron. El miércoles, un pistolero irrumpió en la secundaria Marjory Stoneman Douglas y comenzó a disparar de forma aparentemente indiscriminada, matando e hiriendo a docenas. La policía capturó al sospechoso, un exalumno de 19 años.

Los estudiantes se abrazaron el uno al otro con angustia en la vigilia, sollozando mientras escuchaban a los oradores y encontraban consuelo el uno en el otro.

JOHANNE RAHAMAN FOR HUFFPOST
Jay Eaton, de 19 años, ora por las vidas perdidas en el tiroteo escolar de esta semana. Dijo que estaba agradecido de que sus primos, que asisten a Stoneman Douglas High, no murieran.

Pero los mismos niños que aprendieron a lidiar con un horror indescriptible no se fueron con delicadezas acerca de cómo esta tragedia podría haberse evitado: el control de armas.

"¡No más armas! ¡No más armas!" en un punto, comenzó un mar de cantos, dirigido por estudiantes tan furiosos como desconsolados.

Arianna Ali, una joven de 17 años, escuchó los disparos y gritos de sus compañeros de clase. Ella y otros estudiantes primero pensaron que podría haber sido un incendio, dijo.

"Comenzamos a correr hacia el auditorio, y fue entonces cuando escuché los disparos y los gritos", dijo Ali a HuffPost. "Mi clase simplemente se dispersó. Mi mejor amiga y yo nos encontramos con la clase de mi profesor de inglés y me escondí en la esquina durante unos 35 minutos, pero me parecieron horas".

Cuando se le preguntó qué podría haber evitado la tragedia, Ali no dudó.

"Leyes de armas más estrictas", dijo. "Especialmente en Florida, porque tenemos las leyes más relajadas".

VIDEOS: 'Hay un tiroteo en mi escuela y estoy dentro. Estoy muy pinche asustado'

Tanto padres como estudiantes han pedido al presidente Donald Trump que promulgue mejores leyes de control de armas, pero hasta ahora, Trump solo ha logrado menospreciar a los enfermos mentales y aparentemente culpar a los estudiantes por no saber que el tirador "fue un gran problema". No ha mencionado las armas.

Tantas señales de que el tirador de Florida estaba perturbado mentalmente, incluso expulsado de la escuela por un comportamiento malo y errático. Los vecinos y compañeros de clase sabían que él era un gran problema. ¡Siempre debe informarse tales casos a las autoridades, una y otra vez!

Los oradores en la vigilia incluyeron al jugador de los Chicago Cubs, Anthony Rizzo, quien se graduó de la escuela secundaria.

"Mira, soy un jugador de beisbol, pero también soy estadounidense", dijo Rizzo. "Soy un floridiano. Soy un parklander de por vida. Y aunque no tengo todas las respuestas, sé que algo tiene que cambiar antes de que se repita en otra comunidad, en otra comunidad y en otra comunidad".

Patricia Jacomini, de 42 años, dijo que escapó de Brasil con sus hijos hace cinco años después de que su padre fuera asesinado debido a la violencia. Sus dos hijas e hijo perdieron amigos en el tiroteo del miércoles, dijo.

"Mi hija, ella estuvo toda la noche tratando de ponerse en contacto con (su amiga) desde la tarde de ayer (miércoles)", dijo Jacomini a HuffPost. "Y ahora descubrió que estaba muerta".

Su hija estaba sentada a su lado, llorando en silencio. Ella rehusó ser entrevistada.

¿Qué pudo haber evitado esta tragedia?

"Control de armas, absolutamente", dijo Jacomini. "Es increíble que un joven de 19 años haya podido comprar este tipo de pistola".

Ali, de 17 años, dijo que no había dormido la noche anterior. Finalmente, ella se fue a la cama con su madre.

"Tampoco dormí", dijo la madre de Ali, Donna, con una sonrisa triste.

  • Johanne Rahaman for HuffPost
    Donna Ali sostiene una vela en una vigilia por los que perdieron la vida en el tiroteo de la escuela del miércoles en Parkland, Florida.
  • Johanne Rahaman for HuffPost
    Jay Eaton, de 19 años, reza en una vigilia el jueves por la noche, un día después de que un tiroteo en una escuela dejara 17 personas muertas.
  • Johanne Rahaman for HuffPost
    Una pareja llora la pérdida de sus amigos de la secundaria después del tiroteo en la escuela el miércoles.
  • Johanne Rahaman for HuffPost
  • Johanne Rahaman for HuffPost
    Un grupo de estudiantes musulmanes se reúne para recordar a los que murieron en el tiroteo en la escuela el miércoles.
  • Johanne Rahaman for HuffPost
    Una cruz adornada con velas encendidas fue una de muchas vistas en la vigilia del jueves por la noche.
  • Johanne Rahaman for HuffPost
    El rabino Mendy Engel y su hija, Chaya Itta Engel, de 18 años, estuvieron en la vigilia para mostrar su apoyo a las familias de los que murieron.