MÉXICO
24/01/2018 12:12 PM CST | Actualizado 25/01/2018 9:53 AM CST

Si lo desconocías: hay temporada de contingencias y la primera está muy cerca

Se prevén hasta 15 días con concentraciones máximas de contaminantes en el valle de México 🚙 💨 😷.

Vista aérea de Ciudad de México, cubierta de una nata de smog, el 30 de mayo de 2016.
AFP/Getty Images
Vista aérea de Ciudad de México, cubierta de una nata de smog, el 30 de mayo de 2016.

Así como hay temporada de lluvias y temporada de huracanes, la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) también cuenta con su temporada de contingencias —o temporada de ozono, como prefieren las autoridades llamarla— y para este 2018, la situación pinta muy desfavorable.

😷

De acuerdo con pronósticos de los expertos en Meteorología y Calidad de Aire, la escasez de lluvias y la alta radiación solar previstas para los siguientes días adelantarán la temporada de ozono, y la primera contingencia ambiental se presentaría a partir del 15 de febrero, dos semanas antes de lo normal.

"Se espera que durante la temporada de ozono 2018 (15 de febrero a 15 de junio) se presenten entre 10 a 15 días con concentraciones máximas iguales o superiores a 155 ppb (151 puntos IMECA). No se descarta la presencia de al menos un episodio de contingencia por ozono durante el mes de febrero", dijeron autoridades ambientales federal, capitalina y mexiquense este martes.

Es decir, a partir de la segunda quincena de febrero se está en riesgo de que se decrete la Fase 1 de contigencia ambiental.

Martín Gutiérrez Lacayo, coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, explicó también que cada día que ocurra una concentración máxima de contaminantes, se pueden presentar varias contingencias.

"Si un día tenemos por arriba de 155 partes por millón, pero el pronóstico meteorológico nos dice que cambiarán al día siguiente, no se decreta. Se pueden dar contingencias de muchos días, como la del año pasado del 3 de mayo que duró nueve días", dijo Gutiérrez Lacayo, en una cita recogida por El Universal.

5 acciones que las autoridades deberían realizar (pero no se atreven) para evitar otra contingencia en CDMX

Ahogarse en contaminación

Justo en un año en que se renovará la alcaldía de la ciudad, una de las promesas de los candidatos a gobernarla es que, ahora sí, lucharán por bajar la contaminación.

Y es que justo en invierno, los ancestrales problemas de la polución ahogan el respirar de los 20 millones de personas que viven en el Valle de México. En esta región a más de 2,250 metros sobre el nivel del mar, históricamente el aire ha sido malo. Cada día hay partículas suspendidas por las fábricas que siguen operando; el viento eleva polvo de las erosionadas tierras deforestadas; circulan más de 4.3 millones de autos, autobuses y camiones... y todo dentro de una especie de olla de presión en este valle rodeado por montañas.

La contaminación ambiental no se cita entre las causas de muerte que los forenses anotan en los certificados de defunción; sin embargo, los problemas sanitarios relacionados con la exposición a la polución, tales como el cáncer de pulmón o el enfisema, son a menudo fatales, de acuerdo con una investigación especial del HuffPost, Aire Mortal.

En este mismo se apunta que la contaminación ambiental provocó 6.1 millones de muertes y representó casi el 12% del total de defunciones a nivel global en 2016, el último año para el cual hay datos disponibles, de acuerdo con el Instituto de Estadísticas Sanitarias y Evaluación de la Universidad de Washington (IHME).

HuffPost