INTERNACIONAL
24/01/2018 8:44 PM CST | Actualizado 25/01/2018 12:36 AM CST

Lula condenado a 12 años de prisión, eso no lo detiene a buscar la presidencia de Brasil

Su responsabilidad por corrupción fue señalada por un juez como "culpabilidad extremamente elevada"

Da Silva durante un evento en el centro de Sao Paulo.
MIGUEL SCHINCARIOL via Getty Images
Da Silva durante un evento en el centro de Sao Paulo.

El expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, fue condenado por un tribunal de apelación a 12 años y un mes de cárcel, decisión que que replicó proclamando ante miles de partidarios su intención de volver a dirigir el país.

"Ahora quiero ser candidato a la presidencia de la República", afirmó en Sao Paulo el expresidente Da Silva, es uno de los fuertes rivales para las elecciones de octubre, según sondeos de preferencia electoral.

AFP/Getty Images

El carismático Lula da Silva, cuenta con opciones para no ser encarcelado, dentro de los delitos que se le imputan, ha sido considerado culpable de haberse beneficiado de un apartamento tríplex ofrendado por la constructora OAS, esto en compensación por ayudar a la empresa a obtener contratos en Petrobras. Originalmente se le había fincado una condena por 9 años y 6 meses de prisión.

Los tres magistrados del Tribunal Regional Federal nº 4 (TRF4) de Porto Alegre (sur) respaldaron así ampliamente las conclusiones del juez Sergio Moro, autor de la sentencia de primera instancia.

Este juicio se enmarca en la Operación Lava Jato, que abarca temas sobre sobornos pagados por constructoras a políticos de todas las tendencias para obtener contratos en la petrolera estatal.

Se incrementó la sentencia a 12 años, puesto que se trata de un agravante de que Lula, por su posición de máximo mandatario de la República de 2003 a 2010, carga con una "culpabilidad extremamente elevada", en palabras del juez del TRF4 Joao Gebran Neto.

Los mercados, que temen un retorno de la izquierda al poder, celebraron la derrota judicial de Lula. La Bolsa de Sao Paulo cerró con un alza de 3,72%, a 83,680 puntos, un récord histórico.

"El mejor presidente de Brasil"

Miles de personas se congregaron en el centro de Sao Paulo, multitudes de jóvenes vistiendo playeras rojas, atendieron a la cita de las organizaciones de izquierda para dar apoyo a Da Silva.

"Salimos a la calle porque defendemos a Lula con uñas y dientes y porque lo consideramos como el mejor presidente de Brasil", afirmó uno de los participantes, Albingo Barzi.

AFP/Getty Images

"Como Mandela"


El expresidente brasileño tomó el microfono y habló ante la audiencia, según los organizadores de 50 mil asistentes, en señal de rechazo a esta condena y apoyo a uno de los presidentes más populares de Brasil.

"Pueden retirarme derechos, no hay problema. Pero lo que yo quiero disputar con ellos es la conciencia del pueblo brasileño", proclamó Lula con su voz rasgada, levantando una ovación de los asistentes.

"Ellos no pueden encarcelar a las ideas, a la esperanza. Lula es tan solo un hombre de carne y hueso. Pueden prender a Lula, pero las ideas ya están con el pueblo", prosiguió el exlíder sindical, de 72 años.

"(Nelson)... Mandela fue preso y después volvió y se convirtió en el presidente de Sudáfrica", señaló.

El Partido de los Trabajadores (PT) denunció "una farsa judicial".

MIGUEL SCHINCARIOL via Getty Images

Se espera que el jueves 25 la dirección de su partido se reúna para proclamar su apoyo a la candidatura de su dirigente histórico.



Los últimos años han sido duros para el PT, ha sido severamente castigado con duros golpes políticos recibidos: graves muy serias de corrupción contra muchos de sus principales dirigentes y la destitución en 2016 de Dilma Rousseff, heredera de Lula.

"Lula es favorito pero su candidatura es sumamente incierta en este momento. Es una situación dramática para la democracia brasileña", dijo a la AFP el politólogo Fernando Schüler, del Instituto de Investigación y Educación (Insper), de Sao Paulo.