NEGOCIOS
11/01/2018 5:01 AM CST

¿Una nación blockchain? Esto es lo que el gobierno mexicano tiene entre manos

Si la innovadora tecnología detrás del bitcoin fuera adoptada por el gobierno, ¿perdería su potencial de brindar confianza?

.
Getty Images/iStockphoto
.

No es ningún secreto que los mexicanos no confían en el gobierno para hacer transparentes y fáciles procesos tan elementales como pagos digitales, abrir una empresa o votar, pero en el país pronto se presentará el primer producto de una tecnología que podría solucionar los problemas de desconfianza: el blockchain.

La confianza de los ciudadanos en nuestro país se distribuye a cuenta gotas. Según el Latinobarómetro 2017, sólo 15% de los mexicanos confía en el poder federal, 14% considera que puede fiarse de la mayoría de las personas y México es el país latinoamericano donde menos certeza se tiene sobre la policía (21%).

En varias partes del mundo como Emiratos Árabes Unidos, Suiza e India, una propuesta para solucionar estos problemas de confianza vino lugar menos esperado: la tecnología detrás del bitcoin, el blockchain. En México entidades públicas ya se encuentran experimentado con ésta, pero ¿qué potencial hay realmente, sobre todo cuando hay dependencias gubernamentales involucradas?

La tecnología de blockchain o cadena de bloques fue utilizada –junto con otros procesos criptográficos– para crear al bitcoin. Se trata de una base de datos descentralizada sobre la que cualquier persona puede escribir y consultar títulos, registros, certificaciones o archivos de una forma digital, pero que no se puede modificar ni falsificar.

Huffpost Mx

Este nivel de transparencia e inmutabilidad permite que la gente pueda intercambiar valor –como los bitcoins– sin la necesidad de un intermediario, como sí sucede con el dinero convencional como el peso, cuya entidad central es el Banco de México.

Así el blockchain da la posibilidad de creer en un desconocido al intercambiar valor, lo cual es sumamente importante en países donde hay ausencia de confianza entre ciudadanos y gobiernos, pues distribuye la información en tiempo real entre una red de participantes, que puede ser abierta o privada.

"Una base de datos descentralizada construida en blockchain elimina la necesidad de instituciones y bases de datos centralizadas. Todos en blockchain pueden ver y validar transacciones creando transparencia y confianza", explica el investigador Mark Gates.

Por ello es que varios especialistas en tecnología han visto en blockchain una manera de crear gobiernos más eficaces, ya que si en la cadena de bloques se puede registrar todo tipo de transacciones y se garantiza su permanencia incorruptible, no es descabellado pensar en un blockchain en el cual se plasme el destino de cada peso que gasta el gobierno, por ejemplo.

Licitaciones inteligentes, la apuesta del gobierno

Estrategia Digital Nacional

Según el estudio "Building trust in government", de IBM Institute for Business Value, de 200 funcionarios entrevistados en 16 países, 90% espera que se invierta en blockchain durante este año y 70% espera que haya una reducción en costos, tiempo y riesgo en cumplimientos normativos al ser implementada esta tecnología.

Pero, ¿qué uso tiene la cadena de bloques? De acuerdo con la consultora Deloitte, los 10 casos más utilizados para blockchain en gobiernos alrededor del mundo son:

1. Monedas / pagos digitales

2. Registro de propiedades

3. Elecciones (voto)

4. Gestión de identidad

5. Trazabilidad de cadenas de suministro

6. Cuidado de la salud

7. Elecciones (conteo de votos)

8. Registro corporativo

9. Fiscalización

10. Gestión de derechos

Huffpost Mx

A decir de Baltazar Rodríguez, arquitecto tecnológico y experto en Blockchain de la firma IBM, varios gobiernos están adoptando la cadena de bloques al regular y automatizar procesos en determinados sectores –como el de los impuestos– como un mecanismo de integración entre dependencias del Estado.

"Para abrir una empresa tienes que ir con varias instituciones a nivel federal y, adicionalmente, debes pedir permisos a la autoridad estatal y local. La automatización de todo esto se puede ejecutar a través de un blockchain, donde cada dependencia le manda a otra involucrada en un trámite la información para efectos de integrar trámites de ciudadanos directamente", explicó en entrevista con el HuffPost.

México no es ajeno a esta tecnología. Según Alejandra Lagunes Soto Ruiz, coordinadora de Estrategia Digital Nacional (EDN), actualmente se está trabajando en diferentes pilotos para identificar dónde podría tener un mayor impacto, e incluso para esto se recurre a la comunidad tecnológica mediante iniciativas como Blockchain HACKMX, presente en la última edición de Campus Party.

Estrategia Digital Nacional

"En el hackatón de Campus Party, el equipo ganador desarrolló una solución basada en blockchain para democratizar el proceso en legislaciones públicas, relacionado con el tema de contrataciones, licitaciones, de identidad, donde realmente sí necesitas que la información esté en diferentes lugares a la vez", explicó la funcionaria en entrevista con el HuffPost.

Actualmente la Unidad de Gobierno Digital de la Secretaría de la Función Pública y el Consejo Consultivo Blockchain (conformado por expertos en esta tecnología a nivel mundial) trabajan en una primera implementación de la cadena de bloques en un proyecto denominado "Blockchain licitaciones inteligentes" que se basa en sistemas de votación seguros y distribuidos (blockchain voting) y contratos inteligentes (smart contracts).

"Los casos de uso se darían principalmente mediante la creación de una e-firma, certificados electrónicos y, ya que empieza a haber fuertes cantidades de transferencias, también el tema financiero; blockchain funciona realmente muy bien cuando hay transferencias de dinero o de información de activos", agregó Alejandra Lagunes Soto.

El proyecto se encontrará en una fase de desarrollo público y casos de uso hasta finales de enero, mientras que en febrero y marzo se tiene planeada una serie de pruebas, y sería durante el evento Talent Land, a realizarse en la Expo Guadalajara del 2 al 6 de abril, cuando el gobierno mexicano presente su primer producto de blockchain.

Un blockchain gubernamental, ¿idea contradictoria?

Estrategia Digital Nacional

La cadena de bloques fue ideada para prescindir de cualquier intermediador o tercero en una transacción. Entonces ¿qué tan contradictorio sería que una nación desarrolle e incorpore la tecnología blockchain en sus procesos gubernamentales?

Para intentar vislumbrar qué podría ocurrir en el caso mexicano, primero hay que entender que hay blockchains públicas y privadas. Según Alexander Preukschat, se pueden clasificar así:

En una blockchain pública, cualquier persona puede acceder sin ser usuario y consultar las transacciones realizadas, así como participar en el protocolo común si posee mínimos conocimientos técnicos. Además, tiene el carácter de descentralizada en cuanto a que no existe un usuario que tenga más poder que otro en la red y todos los nodos son iguales entre sí.

En una cadena de bloques abierta, los propietarios de transacciones no son identificables personalmente, pero sus direcciones sí son rastreables debido a su carácter público.

Por otra parte, en las blockchain privadas no todos los datos inscritos tienen una difusión pública y sólo los participantes pueden acceder y consultar todas o algunas de las transacciones realizadas, además de que sólo las personas invitadas a participar adquieren la condición de usuarios o registradores de las transacciones; es decir, algunos usuarios tendrán la capacidad de registrar la información y otros no.

Dicho esto, ¿cuál sería el caso de México? La respuesta dependerá del uso que se le dé al blockchain.

"Depende del tema. Por ejemplo, en el tema de licitaciones sí es con más gente; imagina ahí que con la sociedad civil y la iniciativa privada tuviéramos un blockchain público. Pero en el tema de identidad, por ejemplo, sería algo que quizá el gobierno deba tener", indicó Lagunes, coordinadora de EDN.

Con esto coincidió el especialista de IBM, quien refirió que bien podría haber un solo blockchain, o un blockchain de blockchains, "algo así como el Internet".

"Para temas gubernamentales seguramente habrá varios blockchains con distintos tipos de acceso; habría uno para el gobierno federal, para los gobiernos estatales y hasta locales, y la capacidad de vincular un blockchain con otro. Otra manera es armar una red de negocio por cada trámite", explicó.

Baltazar Rodríguez agregó que si bien por la propia naturaleza de la tecnología blockchain todas las transacciones registradas son finales e indelebles, las reglas bajo las que se arma el blockchain sólo son visibles hacia aquellos participantes de la cadena de bloques.

Koron via Getty Images
.

De ahí que quizá deba pensarse en blockchains abiertos para temas de interés público, como la administración de las finanzas públicas, licitaciones o gestión de votos y temas electorales.

"Ahorita transparencia es publicar en un portal los nombres de todos los funcionarios públicos, con sus salarios y prestaciones. Si se quiere saber cómo sucede algo, cómo se está ejecutando algo, cómo se está contratando algo, la regla debería ser que el ciudadano pueda ver todo; entonces (con un blockchain abierto) el Estado tiene en cada uno de sus ciudadanos un potencial auditor de su función", dijo el especialista de IBM.

Aunque aún es prematuro saber cómo será el blockchain que se implemente en México, la introducción de esta tecnología podría ser el primer paso hacia un camino más transparente y con más ojos ciudadanos mirando.