POLÍTICA
10/01/2018 6:00 PM CST | Actualizado 10/01/2018 7:03 PM CST

Lozano no estaba enterado de que Moreno Valle declinaría a favor de Anaya

Aseguró que no hay rompimiento con el exgobernador poblano.

FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM
Cuartoscuro
FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

El primer damnificado de la renuncia del exgobernador Rafael Moreno Valle a la candidatura presidencial por la coalición Por México al Frente fue el senador Javier Lozano Alarcón.

Con esa decisión, automáticamente quedó fuera de la jugada en buscar la candidatura a la gubernatura de Puebla, debido a que ahora se perfila la esposa del exmandatario local (2011-2017), Martha Erika Alonso.

A Lozano ya no le quedó de otra que renunciar a su militancia en Acción Nacional este martes, pues desde octubre pasado había anticipado que si Rafael Moreno Valle no era el candidato, se sumaba al proyecto de José Antonio Meade, quien es impulsado por la alianza PRI-Nueva Alianza-Verde Ecologista.

Este miércoles se convirtió en "vicecoordinador de Mensaje" en la campaña de Meade –con quien formó parte del gabinete de Felipe Calderón (2006-2012)–.

A través de un video publicado en sus redes sociales, informó que se va, después de 13 años, porque no puede ser cómplice de la imposición de Ricardo Anaya como virtual abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano –que son los partidos que conforman el frente–, a quien calificó como "joven dictador".

Su salida se da dos días después de que Moreno Valle, quien ha sido su jefe político en los últimos siete años, anunciara su decisión de no registrarse en la interna de Acción Nacional para pelearle la candidatura a Ricardo Anaya.

¿También rompe con Moreno Valle?

El único colaborador cercano que exhibió que no es verdad que Rafael Moreno Valle consensó su decisión de bajarse de la contienda presidencial con su equipo fue Lozano, o al menos a él no lo tomaron en cuenta.

"Por lo visto, no estoy en su "equipo de trabajo y colaboradores" pues hasta ahora me entero de esta decisión. Ya veremos los saldos de su 'negociación'", fue el comentario que emitió ese 7 de enero en su cuenta de Twitter.

"Eso no lo sé (de que exista un acuerdo político entre Moreno Valle y Anaya). Por eso puse un tuit el domingo que se interpretó como un rompimiento con Rafa Moreno Valle y que no hay tal, simplemente me desmarqué. Fue una decisión (que el exgobernador poblano declinara a favor de Anaya) de la que yo no fui partícipe", dijo al ser cuestionado sobre el tema en Radio Fórmula tras su renuncia.

Desde 2010 cuando Moreno Valle compitió por la gubernatura de Puebla, Lozano se convirtió parte de su grupo cercano de colaboradores. Incluso en 2012, cuando compitió por la senaduría, el ex mandatario operó para que ocupara una curul en el Senado de la República como el 'gran perdedor'.

"No estoy obsesionado con la gubernatura"

En entrevista con medios nacionales este martes, Lozano aseguró que no hay un rompimiento con el grupo morenovallista porque no está obsesionado en convertirse en candidato a gobernador.

"Que quede claro, yo tenía la aspiración de ser gobernador de Puebla, aquél (Ricardo Anaya) tiene la obsesión de ser presidente de México y eso nos distingue. Es un tema de educación, de valor y de congruencia", dijo al ser cuestionado si por una posible negociación entre Anaya y Moreno Valle, acabó con su posibilidad de competir.

En febrero de 2017, Lozano pidió licencia en el Senado para incorporarse como vocero en la administración del actual gobernador, Antonio Gali Fayad (2017-2018), cuyo fin era promoverse en la política local como él mismo ha reconocido, pero en agosto retornó a la Cámara Alta, sin dar una explicación del porqué.

En el historial de Lozano destaca que se suma a grupos políticos o a partidos según su conveniencia, pues tras perder la elección para diputado federal por el PRI en el 2000 y formar parte del grupo cercano al ex gobernador Mario Marín Torres (2005-2011), renunció al instituto tricolor para sumarse al gobierno de Calderón.

Cuando la esposa de su antiguo jefe, Margarita Zavala manifestó su interés por busca la candidatura presidencial en el PAN –antes de convertirse en aspirante independiente- Lozano prefirió respaldar a Moreno Valle y condicionó apoyo al partido para esta elección.

Una vez que Moreno Valle desistió de sus aspiraciones, un hecho que le dio paso a su esposa en competir por el gobierno de Puebla, nuevamente el senador cambió de bando.