ENTRETENIMIENTO
23/12/2017 2:34 PM CST | Actualizado 23/12/2017 2:35 PM CST

Vice también cae en acusaciones sobre acoso sexual

El grupo de comunicación se ha visto afectado por denuncias o difamación que en cuatro casos han derivado en acuerdos extrajudiciales, informó NYT.

A young woman using a DSLR camera
MarioGuti via Getty Images
A young woman using a DSLR camera

El grupo de comunicación Vice Media, surgido en 1994 como un símbolo de contracultura, se ha visto afectado por denuncias de acoso sexual o difamación que en cuatro casos han derivado en acuerdos extrajudiciales, informó este sábado The New York Times.

Vice nació en Canadá hace 23 años como una revista punk y como medio de comunicación para explorar las tendencias de contracultura. Cambió de línea hace diez años ampliando sus áreas y abarcando temas como las preocupaciones sobre justicia social.

Según el Times, los arreglos han afectado, entre otros, al presidente de la compañía, Andrew Creighton, que en 2016 pagó 135 mil dólares a una empleada no identificada que fue despedida después de que rechazara tener una relación íntima con él.

Los documentos a los que ha tenido acceso el periódico y detalles que ha obtenido mencionan también el arreglo al que llegó, por una cantidad no detallada, la periodista Martina Veltroni, que aseguró haber sido castigada por su supervisor, Jason Mojica, después de que mantuvieran una relación sexual.

Asimismo, en enero pasado, según el Times, la periodista Joanna Fuertes-Knight llegó a otro acuerdo por 24 mil dólares por denuncias de acoso sexual y discriminación racial. Algunas acusaciones afectaban al productor de Vice Rhys James.

Otro caso se remonta a 2003, cuando la periodista Jessica Hopper alcanzó un acuerdo por 25 mil dólares después de que se cambiara una entrevista que había hecho con un rapero para asegurar que ella había tenido sexo con el entrevistado, lo cual no era cierto.

El Times asegura que desde que comenzó a investigar el tema, con entrevistas a un centenar de actuales y antiguos empleados del grupo, muchas personas han reportado experiencias humillantes y traumáticas.

La compañía, con sede en Nueva York, hizo llegar al Times un comunicado en el que admite haber "fracasado" para "crear un lugar de trabajo inclusivo" para todos los empleados, "especialmente para las mujeres".

También reconoce que la cultura de la empresa "fomentó un comportamiento inapropiado que penetró en la compañía".

Los casos que afectan a Vice surgen en medio de una oleada de denuncias de acoso sexual contra figuras del cine y de los medios de comunicación que comenzó en octubre pasado con el escándalo que afectó al productor de Hollywood Harvey Weinstein.