ESTILO DE VIDA
23/12/2017 7:00 AM CST

23 señales de que eres un introvertido secreto

Después de todo podrías ser del “tipo callado”.

¿Crees que puedas detectar un introvertido en una multitud? Piénsalo de nuevo. Aunque el estereotipo de introvertido puede ser el de la persona sola que se encuentra cerca de la mesa de la comida jugando con su iPhone, la "mariposa social" también pueden tener una personalidad introvertida.

"Encontrar al introvertido puede ser más difícil que encontrar a Waldo", dijo al HuffPost Sophia Dembling, autora de The Introvert's Way: LIving a Quiet Life in a Noisy World (El camino del introvertido: viviendo una vida callada en un mundo ruidoso)". "Muchos introvertidos pueden pasar como extrovertidos".

Sean Malyon

Mucha gente no se da cuenta de que es introvertida, especialmente si no es tímida, porque puede no darse cuenta de que ser un introvertido tiene otros aspectos además del de cultivar tiempo a solas. En lugar de eso, puede ser más didáctico poner atención a ver si se gana o se pierde energía por estar cerca de otros, incluso si la compañía de los amigos les es placentera.

"La introversión es un temperamento básico, así es que el aspecto social, que es en lo que se enfoca la gente, es sólo una pequeña parte de ser introvertido", dijo Marti Olsen Laney, psicoterapeuta y autor de The Introvert Advantage (La ventaja del introvertido) en una plática con Mensa. "Afecta todo en tu vida".

A pesar de la creciente conversación en torno a la introversión, es un rasgo de personalidad que con frecuencia se malinterpreta. Incluso en 2010, la Asociación Americana de Psiquiatría consideró clasificar la "personalidad introvertida" como un padecimiento en incluirlo en la lista de Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-5), una manual que se utiliza para diagnosticar las enfermedades mentales.

Pero cada vez más introvertido están alzando la voz sobre lo que en realidad significa ser del "tipo callado". ¿No sabes si lo eres o no? Considera si en ti se aplican estas 23 señales de introversión.

  1. Consideras que las pláticas superficiales son increíblemente complicadas.

Los introvertidos le tienen fobia a las pláticas superficiales, y consideran que éstas son una fuente de ansiedad o al menos de molestia. Para muchos de tipo callado, estas conversaciones no son sinceras.

"Aclaremos una cosa: los introvertidos no odian las conversaciones superficiales porque no les guste la gente", dice Laurie Helgoe en Introvert Power: Why Your Inner Life Is Your Hidden Strength (Poder del Introvertido:¿ Por qué tu vida interior es tu fuerza escondida?)."Odiamos las charlas superficiales porque odiamos la barrera que crea entre la gente".

2. Vas a las fiestas, pero no a conocer gente.

Si eres introvertido, algunas veces disfrutas las fiestas, pero lo más seguro es que no vayas con la idea de conocer a otras personas. En una fiesta, la mayoría de los introvertidos prefieren estar con gente que conocen y con la que se sienten a gusto. Si conoces a alguien y conectas con esa persona, pues qué bien, pero conocer gente nunca es el objetivo.

3. Normalmente te sientes sólo en la multitud.

¿Te sientes solo en una reunión social y en las actividades de grupo, incluso con gente que conoces?

"Si tiendes a sentirte solo en una multitud puedes ser introvertido", dice Dembling. "Podemos dejar que los amigos o las actividades nos lleven, en lugar de hacer nuestras propias invitaciones".

4. Buscar relacionarte te hace sentir tonto.

Buscar relacionarte (léase: conversaciones superficiales con la finalidad de avanzar en tu carrera) puede ser especialmente complicado para los introvertidos, quienes buscan la autenticidad en sus interacciones.

"Las relaciones son estresantes si las hacemos de la forma en que nos provocan estrés", dice Dembling. Sugiere a los introvertidos buscar relaciones en pequeños grupos íntimos y no en grandes reuniones.

5. Te han dicho "demasiado intenso".

¿Tienes una tendencia a mantener conversaciones filosóficas y amor por libros y películas que provoquen reflexiones? Si es así, eres un introvertido de textos.

"A los introvertidos les gusta llegar al fondo de las cosas", dice Dembling.

Getty Images

6. Te distraes fácilmente.

Mientras que los extrovertidos se aburren fácilmente cuando no tienen suficientes cosas que hacer, los introvertidos tienen el problema contrario: se distraen fácilmente y se abruman en ambientes con exceso de estímulos.

"Se sabe que los extrovertidos se aburren con más facilidad que los introvertidos en tareas monótonas, porque necesitan y buscan altos niveles de estímulo", publicó la Universidad de Clark en un texto que se publicó en la Revista de Personalidad y Psicología SOcial. "En contraste, los introvertidos se distraen con más facilidad que los extrovertidos y, por lo tanto, prefieren ambientes con relativamente pocos estímulos".

7. Estar desconectado te parece poco productivo.

Una de las características más fundamentales de los introvertidos es que necesitan tiempo fuera para recargar sus baterías. Mientras que los extrovertidos pueden aburrirse fácilmente o le huyen a pasar un día solos en casa tomando té y leyendo revistas, este tipo de desconección es necesaria y satisfactoria para un introvertido.

8. Dar una plática frente a 500 personas es menos estresante que tener que socializar con ellos después.

Los introvertidos pueden ser excelentes líderes y oradores, y aunque el estereotipo es de que son como una violeta marchita, no huyen necesariamente de los reflectores. Artistas como Lady Gaga, Christina Aguilera y Emma Watson se consideran introvertidas, y alrededor de 40% de los CEO tienen personalidades introvertidas. Además, un introvertido podría tener más problemas si tienen que tratar con grupos grandes de personas de forma individual.

9. Cuando te subes al metro te sientas en el asiento de la orilla, nunca en el medio.

Cuando es posible, los introvertidos tienden a evitar estar rodeados de gente por todas partes.

"Tendemos a sentarnos en lugares de los que podemos salir fácilmente cuando sea necesario", dice Dembling. "Cuando voy al teatro, quiero el asiento del pasillo o el de atrás".

10. Te empiezas a apagar cuando sientes que has estado activo demasiado tiempo.

¿Te cansas y pierdes interés cuando sientes que has estado demasiado tiempo afuera? Esto podría deberse a que estás tratando de conservar la energía. Todo lo que los introvertidos hacen en el mundo exterior los hace gastar energía, por lo que buscan regresar y recobrar fuerza en un ambiente tranquilo, dice Dembling. Si no hay un lugar tranquilo al cual ir, muchos introvertidos se duermen.

Getty Images

11. Mantienes una relación con un extrovertido.

Es verdad que los opuestos se atraen, y los introvertidos con frecuencia gravitan alrededor de extrovertidos que los ayudan a divertirse y a no tomarse demasiado en serio.

"A veces los introvertidos se sienten atraídos por los extrovertidos porque les gusta participar de su "burbuja de diversión", dice Dempling.

12. Prefieres ser experto en una cosa que intentar hacer de todo.

El cerebro dominante que utilizan los introvertidos es el que te permite enfocarte y pensar las cosas por un rato, así es que están equipados para estudiar intensamente y desarrollar especialidades, según Olsen Laney.

13. Evitas activamente cualquier espectáculo que tenga algo que haga participar activamente a la audiencia.

Realmente, ¿hay algo más aterrador?

14. Vigilas todas tus llamadas, incluso las de amigos.

No contestas las llamadas de gente que te cae bien pero les hablas en cuanto estás mentalmente preparado y has reunido la energía para conversar.

"Para mi, un teléfono que suena es como ver salir a alguien del clóset que además de espante", dice Dembling. "Me gusta tener una linda conversación telefónica con un amigo, siempre y cuando no me caiga del cielo".

15. Te das cuenta de detalles que otros pasan por alto.

La cara contraria de sentirte abrumado por el exceso de estímulo es que los introvertidos tienen buen ojo para los detalles y se dan cuenta de las cosas que se les escapan a los demás. Algunos estudios indican que los introvertidos presentan mayor actividad cerebral cuando procesan la información visual, en comparación con los extrovertidos.

Anetlanda via Getty Images

16. Tienes un monólogo interior constante.

"Los extrovertidos no tienen el mismo tipo de conversación interna que nosotros", dice Olsen Laney. "La mayoría de los introvertidos necesitan pensar antes de hablar".

17. Tienes baja presión sanguínea.

Un estudio japonés de 2006 descubrió que los introvertidos tienen a tener una más baja presión sanguínea que los extrovertidos.

18. Te llaman "espíritu viejo" desde que tenías 20 años.

Los introvertidos observan y toman nota de mucha información, y piensan antes de hablar, lo que les hace verse más sabios frente a los demás.

"Los introvertidos tienden a pensar siempre y a ser analíticos", dice Dembling. "Eso los hace ver como sabios".

19. No te "prenden" los alrededores.

Tomando en cuenta la neuroquímica, cosas como fiestas enormes no son lo tuyo. Los extrovertidos y los introvertidos difieren significativamente en la forma en que los cerebros procesan las experiencias por medio de centros de "recompensa".

Los investigadores demostraron este fenómeno dando RItalin, la medicina que utilizan los que padecen TDAH y que estimula la producción de dopamina en el cerebro, a introvertidos y extrovertidos. Descubrieron que los extrovertidos tienen más probabilidades de asociar el sentimiento de euforia que les provocó la dopamina con el ambiente en el que están. En comparación, los introvertidos no relacionan el sentimiento con sus alrededores. El estudio "sugiere que los introvertidos tienen una diferencia fundamental en la fuerza con la que procesan las recompensas dentro del medio ambiente ya que los cerebros de los introvertidos consideran más importantes las motivaciones internas que las motivaciones externas y las pautas de las recompensas", explica Tia Ghose de LiveScience.

20. Consideras el panorama completo.

Cuando describes la forma en la que los introvertidos piensan, Jung explicó que están más interesados en ideas y el panorama completo que en hechos y detalles. Obviamente muchos introvertidos sobresalen en labores de gran detalle, pero su mente suele funcionar muy bien con conceptos abstractos.

"Los introvertidos disfrutan realmente una discusión abstracta", dice Dembling.

21. Te han dicho que "salgas de tu caparazón".

Muchos niños introvertidos piensan que tienen algo "malo" porque son menos expresivos y asertivos que sus compañeros. Los adultos introvertidos dicen que cuando eran niños les decían que salieran de su caparazón y participaran más en clase.

22. Eres escritor.

Los introvertidos se comunican mejor escribiendo que en persona, y se sienten atraídos por la solitaria y creativa profesión de escribir. La mayoría de los introvertidos, como la autora de Harry Potter, J.K. Rowling, dicen que sienten mejor la creatividad cuando tienen tiempo de estar solos con sus pensamientos.

TeeRaiden via Getty Images

23. Alternas fases de trabajo y soledad y períodos de actividad social.

Los introvertidos pueden moverse alrededor de su "punto de ajuste" de introversión, que determina cómo necesitan balancear la soledad con la actividad social. Pero cuando se mueven demasiado, posiblemente cuando socializan y se ocupan demasiado, se estresan y necesitan su tiempo a solas, según Olsen Laney. Esto se manifiesta con períodos de gran actividad social, que se balancea con un período de reflexión y soledad.

"Existe un punto de recuperación que parece estar relacionado con cuánta interacción has realizado", dice Dembling. "Todos tenemos nuestro ciclos privados".