INTERNACIONAL
21/12/2017 12:41 PM CST | Actualizado 21/12/2017 1:02 PM CST

ONU condena por amplia mayoría la decisión de Trump sobre Jerusalén

En tanto el presidente de Estados Unidos amenazó con recortar fondos a países que votaran en contra de su decisión.

EDUARDO MUNOZ ALVAREZ via Getty Images

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó este jueves por amplia mayoría una resolución que condena la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

De los 193 estados miembros, 128 votaron a favor de la resolución y nueve en contra, mientras que 35 países se abstuvieron durante una sesión de emergencia que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había advertido que seguiría de cerca, amenazando con represalias a los países que respaldaran la medida.

La amenaza de Trump, sin embargo, sí resultó tener efecto en algunos países. Muchas más naciones de las que generalmente se abstienen de votar o votan en contra en temas relacionados con Palestina lo hicieron en esta ocasión. No obstante, Washington se encontró aislado en el escenario mundial ya que muchos de sus aliados de Occidente y Medio Oriente votaron a favor de la resolución en contra de EU.

"Estados Unidos recordará este día en el que fue elegido para ser atacado en la Asamblea General por el acto mismo de ejercer nuestro derecho como nación soberana", dijo la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

"Lo recordaremos cuando se nos pida, una vez más, que hagamos la mayor contribución del mundo a las Naciones Unidas y muchos países se acerquen a nosotros, como generalmente lo hacen, para pagar aún más y utilizar nuestras influencias en su beneficio", dijo Haley.

Este mes, Trump anunció que Estados Unidos reconocería a Jerusalén como capital de Israel. El estatus de Jerusalén es uno de los obstáculos más espinosos para un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos, quienes estaban furiosos tras la decisión de Trump. La comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre la ciudad completa.

El voto fue solicitado por los países árabes y musulmanes luego de que Estados Unidos, apoyando a su aliado Israel utilizara el poder de veto durante la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Previo a la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Bejamin Netanyahu describió al órgano internacional como "una casa de mentiras".

"El Estados de Israel rechaza totalmente este voto, aún antes de la resolución", dijo el primer ministro israelí en un discurso en la ciudad de Ashdod.

Con información de AFP y Reuters.