INTERNACIONAL
20/12/2017 10:10 AM CST | Actualizado 20/12/2017 10:21 AM CST

Muere Bernard Law, el cardenal del 'Spotlight' de Boston

El fallecido cardenal fue acusado por ocultar los abusos sexuales cometidos por unos 90 sacerdotes en Boston y sus alrededores durante varias décadas.

Alessandro Bianchi / Reuters
El cardenal Bernard Law se ve pensativo durante la ceremonia de Nuestra Señora de las Nieves, en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma, el 5 de agosto de 2004. Fue la primera misa pública de Law desde que fue forzado a renunciar como arzobispo de Boston tras el escándalo de abuso sexual en diciembre de 2002.

El cardenal estadounidense Bernard Law, fallecido en Roma este martes a los 86 años, fue uno de los purpurados más influyentes de la iglesia católica antes de caer en desgracia en 2002 por encubrir curas pederastas en la diócesis de Boston.

Law, acusado por el diario Boston Globe de ser la "figura clave" en las investigaciones por los abusos sexuales cometidos por decenas de sacerdotes pedófilos entre 1984 y 2002, se refugió en Roma tras los escándalos y nunca fue enjuiciado.

Pese a tener la reputación arruinada, el religioso gozó siempre de la protección de la Santa Sede, que lo nombró en 2004 arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor.

Llegó a oficiar varias veces misa en la basílica, lo que generó protestas y malestar de algunos fieles.

En 2011 se jubiló, pero mantuvo los títulos, como es tradición en la iglesia, de arcipreste emérito de la basílica y arzobispo emérito de Boston.

El prelado, era considerado uno de los cardenales más cercanos a Juan Pablo II y llegó a entrevistarse con el mismo Fidel Castro en diciembre de 1998, meses después del histórico viaje del papa polaco a la isla comunista para impulsar el deshielo.

Tuvo tanta influencia que llegó a entrar en la lista de los llamados "papables", de los sucesores de Pedro, pero tras el escándalo generado por haber protegido a los curas pedofilos, su carrera se hundió para siempre.

Mari-Vatican Pool/Getty Images
13 de diciembre de 2002: El papa Juan Pablo II con el cardenal Bernard Francis Law en una audiencia privada en el Vaticano. Law dimitió como el arzobispo de Boston, finalmente cediendo ante meses de indignación pública por no haber podido proteger a los niños de los abusadores del clero.

Nació el 4 de noviembre de 1931 en la localidad mexicana de Torreón, Coahuila, pero debido a que el padre era coronel de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, creció en bases militares.

Estudió historia medieval en la Universidad de Harvard y comenzó estudios religiosos en 1953. Fue ordenado sacerdote en Mississippi en 1961.

Defensor en la década de 1960 de los derechos civiles de los negros en el sur de Estados Unidos, fue un incansable opositor al aborto y simpatizante de los sectores más conservadores de la iglesia.

En cincuenta años de sacerdocio, asistió a pacientes de sida, a los fieles más pobres, en su mayoría negros e hispanos, pero también fue un gran amigo del presidente y la familia de George W. Bush, conocidos por sus posiciones conservadores.

Liberal en lo social, conservador en lo moral

Law fue nombrado cardenal por el papa polaco Juan Pablo II en 1985, un año después de convertirse en arzobispo de Boston (Massachusetts, noreste de EU), donde tenía a su cargo unos dos millones de católicos.

Después de la muerte en mayo de 2000 del cardenal de Nueva York, John O'Connor, Law se "convirtió en el cardenal más influyente de Estados Unidos", según escribió Richard McBrien, profesor de Teología de la Universidad de Notre-Dame y especialista en la Iglesia católica estadounidense.

Defensor de los derechos de los pobres y los desamparados, Law se oponía fuertemente al aborto, a la ordenación de mujeres, a los matrimonios entre personas del mismo sexo y estaba en contra de eliminar el celibato de los sacerdotes.

Llegó a prohibir que los defensores de la ordenación de mujeres se reunieran en propiedades de la iglesia e instó a los católicos a votar contra los candidatos demócratas a la Casa Blanca en 1984 —Walter Mondale y Geraldine Ferraro— debido al apoyo que daban al aborto.

Michael Robinson Chavez/The Boston Globe via Getty Images
El cardenal Bernard Law al frente de un grupo provida en la marcha Respect for Life (Respeto por la vida) en Back Bay.

En 1996 lideró una marcha antiaborto y por el "derecho a la vida" en Washington.

Criticó en varias ocasiones la política estadounidense en los años 1980 hacia América Latina, siguiendo el modelo de religioso de Juan Pablo II, progresista frente a las cuestiones sociales, conservador en temas morales.

Law se opuso siempre al embargo económico a Cuba y habló también por teléfono en varias ocasiones con el presidente de la isla, Fidel Castro.

Law se convirtió en 1969 en director ejecutivo de asuntos interraciales y ecúmenicos de la Conferencia Episcopal y dos años después regresó a Mississippi.

Sus denuncias de la discriminación racial le valieron una serie de amenazas de muerte.

Su ascenso en la jerarquía de la Iglesia comenzó en 1973 cuando fue designado obispo de la diócesis de Springfield-Cape Girardeau en Missouri.

Desde entonces, tuvo un gran peso en el seno de la iglesia estadounidense, pero con la revelación de los escándalos de pedofilia y debido a la presión de la ciudadanía, tuvo que dimitir.

La investigación Spotlight

Una investigación del diario Boston Globe permitió revelar cómo la jerarquía católica local, con el cardenal Law a la cabeza, había cubierto de forma sistemática, y a menudo cínica, los abusos sexuales cometidos por unos 90 sacerdotes en Boston y sus alrededores durante varias décadas.

Por estos artículos los periodistas que llevaron a cabo la investigación ganaron el prestigioso Premio Pulitzer.

Cientos de víctimas acabaron testificando.

Spotlight, una película independiente que ganó el Oscar al mejor film en 2016, retomó la investigación del Boston Globe dando voz a los supervivientes.

Lo que no le perdonaron al cardenal es no haber tomado medidas contra los sacerdotes que habían sido denunciados por abusar a menores, y de limitarse a trasladarlos de parroquia.

Grandes escándalos de pederastia sacudieron a la Iglesia católica a principios de los años 2000 desde México a Alemania, pasando por Irlanda, donde un único cura reconoció haber abusado sexualmente de más de cien niños.

El cardenal no participó en el cónclave que eligió a papa Francisco ya que había superado los 80 años y se dice en Roma que el pontífice argentino evitó encontrarlo en sus numerosas visitas a Santa María La Mayor antes de sus viajes.

El pontífice lamentó este miércoles la muerte de Law en un mensaje en el que evita mencionar el escándalo de pedofilia. "Elevo oraciones de sufragio para que el Señor, rico de misericordia, lo acoja en la paz eterna", escribió Francisco en un telegrama divulgado por el Vaticano.