ENTRETENIMIENTO
18/12/2017 7:02 AM CST | Actualizado 18/12/2017 7:05 AM CST

El dueño de las Panteras pone a la venta el equipo, mientras la NFL investiga denuncias de acoso sexual

Jerry Richardson es acusado de comentarios racistas y sexualmente sugestivos.

USA Today Sports
Jerry Richardson
USA Today Sports

El dueño de las Panteras de Carolina, Jerry Richardson, anunció el domingo que va a poner a la venta a su equipo, mientras la NFL lleva a cabo una investigación sobre acusaciones de conducta inapropiada en el lugar de trabajo supuestamente cometidas por Richardson.

Richardson, de 81 años, planea vender al equipo al final de la temporada, según dijo en un comunicado publicado en la página de las Panteras. No habló de las acusaciones en su contra, que incluyen comentarios y comportamientos sexualmente sugestivos y un insulto racista.

"Creo que es tiempo de pasar la franquicia a un nuevo dueño", dijo Richardson. "De cualquier forma, pondré a la venta al equipo cuando concluya la temporada de la NFL. No comenzaremos el proceso de venta, ni albergaremos alguna consulta hasta que sea jugado el último partido".

"No ha habido una misión más grandiosa en mi vida que haber traído una franquicia de la NFL a la ciudad de Charlotte", dijo Richardson. "El futbol americano ha sido una parte integral de mi vida, y he sido bendecido cada día por haber hecho de Carolinas mi casa", concluyó el dueño de las Panteras.

"Jerry Richardson pondrá a la venta a las Panteras de Carolina".

Las noticias salieron después de que la NFL anunció que tomaría la investigación interna del equipo sobre Richardson. Al menos cuatro extrabajadores recibieron importantes compensaciones económicas después de quejarse por el trato de Richardson y firmaron acuerdos de confidencialidad, de acuerdo con Sports Illustrated. Las quejas incluyeron acoso sexual y un insulto racista dirigido a un detector de talentos negro.

En el día de vestir pantalones de mezclilla (Jean Day) en las oficias de las Panteras, se les dijo a las trabajadoras que se pararan para que Richardson pudiera revisar sus cuerpos. Luego hacía comentarios, como: "Muéstrame cómo te meneas para ponerte esos jeans", informó la revista deportiva.

Richardson también fue acusado de tocar inapropiadamente a las mujeres y de pedir masajes con los pies. Además del insulto racista, por el cual el equipo pagó un acuerdo, Richardson también comentó sobre la apariencia de los jugadores negros y amenazó con disciplinar a los miembros del equipo que trataban asuntos sociales, según Sports Illustrated.

Las autoridades de las Panteras anunciaron el viernes que el equipo conducía su propia investigación. Pero el vocero de las panteras, Steven Drummond, sigo el domingo que el equipo le pidió a la liga que tomara la investigación por razones de transparencia.

Richardson emitió una tibia defensa de los jugadores luego de que el presidente Donald Trump criticó a los atletas en septiembre por hincarse durante el himno nacional estadounidense, en protesta por la brutalidad policiaca contra la población negra. Richardson se quejó por "politizar" el juego. Antes de un juego, el entrenador Ron Rivera le dijo a su equipo que esperaba que ellos "se pararan, miraran a la bandera y prestaran atención", en lugar de protestar.

"Posicionamiento del propietario y fundador de las Panteras, Jerry Richardson". ​​​​​

Forbes estimó en septiembre que el equipo valía 2 mil millones de dólares. Richardson y los inversores pagaron 206 millones de dólares por el equipo en 1993, de acuerdo con ESPN.

Esta nota se publicó originalmente en la edición estadounidense, HuffPost US.