ENTRETENIMIENTO
14/12/2017 7:59 AM CST | Actualizado 14/12/2017 8:50 AM CST

Harvey Weinstein esquiva las acusaciones de acoso sexual de Salma Hayek

El productor niega en un comunicado que obligase a la actriz a realizar una escena de sexo con una mujer en 'Frida'.

J. Vespa via Getty Images
Harvey Weinstein, Salma Hayek, Kelly Bensimon y Gilles Bensimon, durante un evento para Miramax en 2003.

El productor Harvey Weinstein envió, mediante un representante, un comunicado a The Hollywood Reporter para responder a la columna de Salma Hayek en The New York Times en la que la actriz le acusaba de acosarla sexualmente. En su manifiesto, Weinstein evita hablar de las amenazas y el acoso sexual que denuncia la actriz, señalando que los hechos a los que hace referencia no son "precisos".

La actriz denunció el miércoles que grabar Frida en 2002 junto al productor fue "un infierno" y que llegó a amenazarla con cancelar la película si no aceptaba grabar una escena de sexo con la actriz Ashley Judd, quien también ha denunciado a Weinstein por acoso sexual.

"El señor Weinstein no recuerda haber presionado a Salma para hacer una escena de sexo gratuita con una mujer y además, él no estaba presente en el rodaje", señala su representante en el texto en el que justifica también la escena con la que Hayek dijo que llegó a tener "un ataque de ansiedad".

"Frida Kahlo era bisexual, eso es parte de la historia, y la escena de sexo más importante de la película estaba coreografiada por un hombre y una mujer: Hayek y Geoffrey Rush", detalla.

Además, Hayek señaló que el productor le recriminó que usara el característico entrecejo de Kahlo porque así era menos atractiva. El productor justifica este hecho diciendo que "el entrecejo original era un problema porque desviaba la atención de la actuación".

Es la primera vez que Harvey Weinstein responde ante una denuncia por acoso sexual de una actriz. El productor acumula más de 30 acusaciones.

A continuación puedes leer el comunicado completo:

"El señor Weinstein considera a Salma Hayek como una actriz de primer nivel y la ha elegido para numerosas películas, entre las que destacanEl Mexicano, Dogma y 54. Está muy orgulloso de la nominación al Oscar por Mejor Actriz que recibió por Frida y sigue apoyándola en su trabajo.

Cuando Jennifer Lopez estaba interesada en interpretar a Frida, Weinstein ignoró a otras candidatas, para darle el papel a Salma. Miramax puso la mitad del presupuesto de la película y todo el de la promoción. La factura ascendía a más de 12 millones de dólares. Como en la mayoría de los proyectos colaborativos, hubo disputas dentro de la parte creativa de Frida, pero sirvió para conducir la cinta a la perfección. La película se estrenó en numerosos cines, tuvo una gran campaña publicitaria y cantidad de nominaciones a los premios de la Academia.

El señor Weinstein no recuerda presionar a Salma para hacer una escena de sexo gratuita con una protagonista femenina y, además, él no estuvo presente durante la grabación. Sin embargo, Frida Kahlo era bisexual, eso es parte de la historia, y la escena de sexo más importante de la película estaba coreografiada por un hombre y una mujer: Hayek y Geoffrey Rush. El entrecejo original era un problema porque desviaba la atención de las interpretaciones. Las acusaciones de acoso sexual denunciadas por Salma no son del todo precisas y el resto de personas que presenciaron los acontecimientos tienen una versión diferente de lo que ocurrió.

Edward Norton, quien era el novio de Salma Hayek en ese momento, trabajó en la reelaboración del guión en México e hizo un trabajo maravilloso. Weinstein luchó con el Sindicato de Guionistas para que tuviese un crédito en la película. Su esfuerzo fue en vano para decepción de todo el mundo.

El señor Weinstein admite que su actitud grosera durante la grabación de Frida se debió a la decepción con el resultado final de la película y fue por eso por lo que tomó el mando en la edición final de la película junto a la directora Julie Taymor".

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.