INTERNACIONAL
13/12/2017 6:16 AM CST | Actualizado 13/12/2017 6:16 AM CST

Turquía y Arabia Saudita piden que Jerusalén Este sea la capital de Palestina

Erdogan aseguró que "no renunciará jamás" a exigir una "Palestina soberana e independiente".

Halil Sagirkaya/Anadolu Agency/Getty Images

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió este miércoles que Jerusalén Este sea la "capital de Palestina", en reacción a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

"Invito a los países que defienden el derecho internacional y la justicia a reconocer a Jerusalén ocupada como capital de Palestina", dijo Erdogan durante la apertura de una cumbre extraordinaria de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) en Estambul.

El anuncio de Trump el 6 de diciembre provocó fuertes manifestaciones en varios países de Medio Oriente, y una reprobación casi unánime en el mundo porque consideran que complica aún más el proceso de paz entre Israel y Palestina.

Erdogan aseguró que "no renunciará jamás" a exigir una "Palestina soberana e independiente".

Por su parte, el rey Salmán de Arabia Saudita dijo durante la apertura en Riad de la sesión anual del Majlis al Shura, la asamblea consultiva, que los palestinos tienen el derecho de convertir a Jerusalén Este en la capital del Estado al que aspiran.

"El reino no deja de pedir soluciones políticas a las crisis y a los problemas de la región y, en primer lugar, al tema palestino" con "el derecho de los palestinos de recuperar sus derechos legítimos, como el derecho de proclamar un Estado independiente con Jerusalén Este como capital", dijo el rey.

El anuncio de Trump, que además incluyó la decisión de trasladar la embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén, convirtió a EU en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa.

Aunque Israel considera a Jerusalén su capital, la soberanía del país sobre la parte oriental de la urbe (Jerusalén Este) no está reconocida por gran parte de la comunidad internacional, y los palestinos quieren establecer allí la sede de su futuro Estado.

Con información de AFP.