INTERNACIONAL
13/12/2017 10:58 AM CST | Actualizado 13/12/2017 11:03 AM CST

Prisiones norcoreanas son peor que los campos de concentración nazis, según sobreviviente del Holocausto

"No hay una situación comparable en ningún lugar del mundo, presente o pasado", dijo otro experto.

El maltrato del líder norcoreano Kim Jong Un a los prisioneros políticos es por lo menos tan atroz como el que se llevó a cabo en los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial, según un ex juez internacional que sobrevivió a Auschwitz.

Thomas Buergenthal, un profesor de derecho que sirvió durante una década como juez de la Corte Internacional de Justicia, dijo que un nuevo informe que ayudó a escribir documentando las atrocidades en las prisiones de Corea del Norte muestra que el régimen Kim puede ser "incluso peor" que los nazis.

"Creo que las condiciones en los campos de prisioneros norcoreanos son tan terribles, o incluso peores, que las que vi y experimenté en mi juventud en estos campos nazis y en mi larga carrera profesional en el campo de los derechos humanos", Buergenthal, quien soportó los campos de concentración de Auschwitz y Sachsenhausen cuando era niño, le dijo al Washington Post.

Buergenthal es autor de un informe que publicó el martes la Asociación Internacional de Abogados, "Investigación sobre crímenes contra la humanidad en prisiones políticas norcoreanas". Documenta atrocidades dentro de las cárceles del país, donde se estima que hay entre 80,000 y 130,000 personas detenidas.

El informe se basa en testimonios de desertores norcoreanos, incluido un ex guardia de la prisión, y de investigaciones académicas, videos y transcripciones. Dice que los investigadores encontraron pruebas de crímenes de lesa humanidad que se han cometido en las cárceles, como el asesinato, el exterminio, la esclavitud, el traslado forzado, el encarcelamiento, la tortura, la violencia sexual, la persecución y las desapariciones forzadas.

El informe se centra en las cuatro "zonas de control total" de Corea del Norte, donde las personas son enviadas sin posibilidad de ser liberados. "Cientos de miles de presos políticos han sido enviados a prisiones políticas en los últimos 50 años, con hasta tres generaciones de familias detenidas juntas y obligadas a trabajar como esclavos, principalmente para trabajar en minas, madereo y agricultura", dice el informe.

Los prisioneros son regularmente torturados y asesinados, según el informe. Dice que la violación es desenfrenada, como lo es la desnutrición, la inanición y el exceso de trabajo.

"No hay una situación comparable en ninguna parte del mundo, ni en el pasado ni en el presente", dijo al Washington Post Navi Pillay, otro autor del informe que también es juez en Sudáfrica. "Esto es realmente una atrocidad en el nivel máximo, donde toda la población está sujeta a la intimidación".

El informe hace un llamamiento para que un tribunal internacional investigue los crímenes contra la humanidad en Corea del Norte y haga rendir cuentas a los responsables, incluidos Kim, los funcionarios del partido, los guardias de la prisión y los oficiales de seguridad.

"Dada la estructura de liderazgo estrechamente controlada de Corea del Norte, Kim Jong Un y su círculo interno justifican el enjuiciamiento bajo el principio de la responsabilidad del comando", dice el informe.

El estudio sirve como una actualización no oficial de una investigación de las Naciones Unidas en 2014 sobre abusos contra los derechos humanos en Corea del Norte, dijo la Asociación Internacional de Abogados.

La política del régimen de Corea del Norte de detener a personas que considera son "semillas" enemigas se remonta a la década de 1950. Pero documentar con precisión los crímenes dentro de las prisiones del país se ha visto obstaculizado por el aislamiento de Corea del Norte, incluso cuando desarrolla un arsenal nuclear.

El presidente Donald Trump ha respondido al programa nuclear con amenazas de guerra y exige que China asuma la responsabilidad, como uno de los únicos aliados de Corea del Norte. Según los informes, China abrirá campos de refugiados en su frontera con el régimen deshonesto para alojar a los desertores.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.