ESTILO DE VIDA
13/12/2017 5:18 AM CST | Actualizado 13/12/2017 9:24 AM CST

Ideas para gastar tu aguinaldo de la manera más inteligente

Reynaldo García

Algunos mexicanos recibieron su aguinaldo desde la segunda quincena de noviembre, otros aún lo esperan y muchos más están pensando en qué lo gastarán, incluso antes de recibirlo.

Primero lo primero:

De acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), todos los trabajadores (ya sean de base, de confianza, de planta, sindicalizados, contratados por obra o tiempo determinado, eventuales) tienen derecho al pago del aguinaldo. La Ley Federal del Trabajo estipula que éste debe realizarse antes del 20 de diciembre y el monto mínimo es de 15 días de salario; en caso de no haber trabajado el año completo, la parte proporcional.

Por otra parte, el reporte Para qué piden un crédito los mexicanos 2017 publicado el marzo pasado arrojó que el 63.2% de los mexicanos solicitan créditos para pagar otras, en promedio piden 75 352 mil pesos. Si perteneces al 36.8% de los mexicanos que no sostienen alguna deuda, disfruta parte de tu aguinaldo (sólo una parte porque el resto puedes ahorrarlo), si no, esto te puede interesar-

¿Cómo aprovechar tu aguinaldo?

Aquí te damos un par de opciones que elaboramos después de consultar a expertos de Propiedades.com.

Adelanta mensualidades

Los expertos coinciden en que el mejor uso que podrías darle al aguinaldo es el adelanto de una o dos mensualidades al pago de la hipoteca.

"Adelantar mensualidades siempre tiene un efecto muy positivo porque no sólo reduces la deuda, también reduces el costo financiero inmediato del crédito", explicó Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil.

"Sobre todo en los primeros años del crédito, si uno ve las tablas de amortización, del total de la mensualidad que uno paga prácticamente todo va a intereses y muy poquito a capital", señaló Joan Lanzagorta, columnista y especialista en finanzas personales de Planeatusfinanzas.com.

"Entonces, hay que aprovechar los ingresos extras, por ejemplo, el aguinaldo, para hacer abonos al crédito hipotecario que son abonos directamente a capital y eso puede quitar incluso años al crédito", agregó.

Lo mismo aplica para adelantar mensualidades en algunas tarjetas de crédito.

De acuerdo con información del gobierno federal, liquida tu adeudo es posible antes del plazo establecido, incluso aunque éste fuera por una promoción. Sólo considera que en algunos bancos tienes que notificarlo directamente en sucursal o por teléfono, de lo contrario cualquier pago que realices a tu tarjeta se tomará como saldo a favor y te seguirán cobrando la mensualidad sobre promociones.

Utilízalo en el enganche

La ideal es que al momento de contratar un crédito, automotriz, bancario o hipotecario, cuentes con al menos el 20% del costo del inmueble, para darlo como enganche. Qué mejora que utilizar tu aguinaldo para abultar este monto.

"Entre menos deuda contrates, en términos generales, mejores condiciones de crédito vas a tener y menos costo agregado vas a tener en el tiempo. Si tú tienes un costo excedente en el aguinaldo, y tu aguinaldo te permite eso, siempre es recomendable aportarlo al enganche", indicó Soto-Hay.

"Creo que es recomendable tener un poquito de paciencia, financieramente es mejor esperar y juntar un 20% del valor de la propiedad y tratar de tomar el menor crédito posible, obviamente dentro de las posibilidades, no se trata de no tomar un crédito, pero tampoco de tomar demasiado crédito, sino buscar un equilibrio", añadió Joan Lanzagorta.

Paga gastos iniciales o finales

Al solicitar un crédito, por ejemplo hipotecario, surgen hay gastos adicionales como avalúos, gastos notariales e impuestos.

Sin embargo, como éstos son cubiertos generalmente por el crédito mismo, terminan por incrementar el monto solicitado y a la larga el monto de la deuda. Una vez que terminas de pagar la hipoteca, también hay un gasto final para cancelarla, aunque éste es un gasto mucho menor.

Al solicitar un crédito hipotecario hay otros gastos adicionales que muchas veces se cubren con el mismo crédito otorgado por el banco, como avalúos, gastos notariales e impuestos.

Sin embargo, éstos terminan por incrementar el monto solicitado y a la larga el monto de la deuda. Una vez que terminas de pagar la hipoteca, también hay un gasto final para cancelarla, aunque este es un gasto mucho menor.

Si ya tienes en mente que vas a desembolsar estas cantidades, el aguinaldo podría servir para completar estos gastos.

"Lo más importante es tomar el control, no gastarnos el aguinaldo antes, sino cuando nos llega. Sentarse y analizar las alternativas y decidir en qué lo vas a utilizar", concluyó el experto.